Comuneros de Chilchota exigen salida del párroco de Tacuro

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Según la versión de algunos comuneros, Gabino Ordaz ha tratado de forma despectiva a los cargueros que son nombrados por usos y costumbres para apoyar a la iglesia, con la intención de desaparecer la estructura, costumbres y tradiciones en las cuestiones sociales y religiosas

Según la versión de algunos comuneros, Gabino Ordaz ha tratado de forma despectiva a los cargueros que son nombrados por usos y costumbres para apoyar a la iglesia, con la intención de desaparecer la estructura, costumbres y tradiciones en las cuestiones sociales y religiosas

Hasta las oficinas del Arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, arribó un grupo de personas procedentes de Santa María Tacuro del municipio de Chilchota quienes entregaron un oficio mediante el cual se quejaron del párroco del pueblo, Gabino Ordaz Murillo a quien acusan “de robarse las propinas y la cera que aportan los feligreses a la iglesia”

Morelia, Michoacán, 10 de octubre de 2017.- Hasta las oficinas del Arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, arribó un grupo de personas procedentes de Santa María Tacuro del municipio de Chilchota quienes entregaron un oficio mediante el cual se quejaron del párroco del pueblo, Gabino Ordaz Murillo a quien acusan “de robarse las propinas y la cera que aportan los feligreses a la iglesia”. además de que la actitud que tiene con los ciudadanos, atenta contra sus usos y costumbres aparte de que ebrio, utiliza la policía de la comunidad para amedrentar a quienes tuvieron la osadía de denunciar su actitud por lo que ahora, exigen su salida de inmediato.

Según la versión de algunos comuneros, Gabino Ordaz ha tratado de forma despectiva a los cargueros que son nombrados por usos y costumbres para apoyar a la iglesia, con la intención de desaparecer la estructura, costumbres y tradiciones en las cuestiones sociales y religiosas.

Y es que detallaron que la tradición en el pueblo señala que el día 8 de septiembre que es la fiesta del pueblo, “hay que dejarle billetes al santo patrono” y que tras hacer cuentas, normalmente se juntan entre 30 y 40 mil pesos los cuales se quedan ahí hasta el día 16 de septiembre.

Al término del desfile del 16, el protocolo es que los cargueros y los vicarios de la iglesia cuenten el dinero que se reunió y tras ello, lo recaudado se le entrega al párroco para que se hagan las mejoras que se requiera la iglesia del pueblo.

Ahora, la tradición se ha roto por parte de Gabino Ordaz quien el 9 de septiembre después de la festividad, “se encerró en la iglesia y sacó todo el dinero sin que estuvieran presentes los cargueros y sin el consentimiento de los comuneros” lo que generó la molestia de estos pues de la misma manera, denunciaron que la cera que se juntó durante la fiesta “también se la llevó” .

Fue así que hace unos días, una representación acudió a la Catedral de Morelia donde entregaron el documento al Obispo Auxiliar de Morelia, Hércules Medina quien les garantizó que tomará cartas en el asunto y le informará de la situación al Arzobispo, Garfias Merlos a fin de que haya una solución cuanto antes pues la iglesia de San Juan Carapan se encuentra cerrada “hasta que sea atendida la demanda de los comuneros” ya que de lo contrario puntualizaron, “responsabilizamos a obispado de lo que pudiera suceder pues ya no estamos en los tiempos de la conquista”, finalizaron.