Hombre en silla de ruedas se encadena a Palacio de Gobierno

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Muñoz del Castillo asegura que la madrugada del pasado 15 de septiembre fue desalojado del mismo lugar por elementos de la Policía Michoacán (FOTO: FRANCISCO ALBERTO SOTOMAYOR)

Muñoz del Castillo asegura que la madrugada del pasado 15 de septiembre fue desalojado del mismo lugar por elementos de la Policía Michoacán (FOTO: FRANCISCO ALBERTO SOTOMAYOR)

Se trata de Florencio Ubaldo Muñoz del Castillo, a quien la CEDH le otorgó el Premio Michoacán a los Derechos Humanos 2014; asegura que ha sido acosado y golpeado por autoridades estatales por exigir la creación del Instituto para la Discapacidad en la entidad

Morelia, Michoacán, 29 de septiembre de 2016.- Esta mañana, en la ciudad de Morelia, un hombre en silla de ruedas se encadenó a la herrería de uno de los ventanales de Palacio de Gobierno de Michoacán.

Se trata de Florencio Ubaldo Muñoz del Castillo, presidente y fundador de la Asociación Civil “Michoacán sin Barreras”, a quien el año pasado la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) le otorgó el Premio Michoacán a los Derechos Humanos 2014.

El activista asegura haber sido acosado y golpeado por autoridades estatales por exigir la creación del Instituto para la Discapacidad en Michoacán, mismo que es u compromiso hecho como candidato por el actual gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Florencio Ubaldo Muñoz asegura que la madrugada del pasado 15 de septiembre fue desalojado del mismo lugar por elementos de la Policía Michoacán, justo cuando estaba cumpliendo 5 días de haber iniciado una huelga de hambre para exponer sus demandas. En esa ocasión, el activista comentó que le robaron todas sus pertenencis, incluyendo la presea que ganó.

ACUSACIONES CONTRA EL ACTIVISTA

Con las reservas del caso, cabe hacer mención de que el citado activista ha sido acusado a través de las redes sociales de fingir su discapacidad y de haber timado a 30 personas, al solicitarles mil pesos a cada una para cambiar el acta constitutiva de la Asociación Civil “Michoacán sin Barreras”, lo que nunca hizo.

De acuerdo con los quejosos, a cambio de su contribución Muñoz del Castillo les prometió trabajo en el aún inexistente Instituto para la Discapacidad.