Normalistas aseguran que sus compañeros son “presos políticos”

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Los líderes de quienes cometieron una serie de delitos en la zona de Carapan exigen la liberación absoluta e incondicional de sus compañeros; advierten que continuarán sus acciones en caso de que no se cumpla su demanda

Los líderes de quienes cometieron una serie de delitos en la zona de Carapan exigen la liberación absoluta e incondicional de sus compañeros; advierten que continuarán sus acciones en caso de que no se cumpla su demanda (FOTO: MARIO REBOLLAR)

En la PGJE, presuntos líderes de estudiantes de escuelas normales de Michoacán aseguran que ellos se manifestaban pacíficamente cuando fueron atacados por las fuerzas del orden, quienes a decir de ellos les dispararon; aseguran que fue la policía la que quemó vehículos el martes

Morelia, Michoacán, 28 de septiembre de 2016.- Presuntos estudiantes de escuelas normales de Michoacán que acudieron a manifestarse este miércoles frente a la sede de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) juran y perjuran que sus compañeros son “inocentes” y “presos políticos”.

Entrevistados de manera anónima, puesto que no quisieron dar su nombre y en ocasiones ni mostrar la cara, supuestos líderes normalistas argumentan que este martes 27 de septiembre ellos solamente realizaban acciones de boteo en la carretera de manera pacífica, cuando al lugar arribaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán, que sin mediar palabra los atacaron e incluso les dispararon.

 

Dicha versión choca con la información oficial, que establece que los normalistas estaban apoderándose de autobuses de pasajeros y camionetas repartidoras de diversas empresas y que respondieron de manera violenta, arrojando piedras, palos y bombas molotov, cuando las fuerzas del orden les conminaron a regresar las unidades.

Además, el mismo abogado de los supuestos estudiantes, Medardo Gutiérrez Guzmán, admitió que pese a la denuncia de supuestos disparos, no hay ni un solo herido de bala. Esto, sin contar con que los automotores presuntamente incendiados y vandalizados por los normalistas no muestran ni un solo orificio de bala.

En diferentes entrevistas, los líderes exigieron la instalación de una mesa de diálogo con las autoridades, así como la liberación “absoluta e incondicional” de sus compañeros, que a decir de ellos son “inocentes” y “presos políticos”.

Así mismo, pese a que argumentan ser pacíficos, admitieron tener bloqueos carreteros en distintos puntos de Michoacán, uno en Zitácuaro, otro en la región Costa y tres más en la Meseta Purépecha, además de que reconocieron tener en su poder a un policía, aunque negaron que se trate de un mando policial o que lo hayan golpeado.

Y aún más, amenazaron con radicalizar sus acciones si no se cumplen sus exigencias.

Mientras estas entrevistas se daban a Morelia, otros normalistas y comuneros indígenas robaban y quemaban un tráiler de la empresa Pepsi y tres camionetas repartidoras de distintas empresas, sin que en esta ocasión se les hayan acercado elementos del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) o de la Policía Michoacán.

Frente a la PGJE, los dirigentes de los manifestantes aseguraron tener el apoyo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), de las escuelas normales oficiales de Michoacán, incluyendo las de Morelia y la Normal Indígena de Cherán, así como de padres de familia de Los Reyes, Nahuatzen, Chilchota, Zitácuaro y la costa.

También indicaron que sólo 36 de los normalistas detenidos serán procesados por la PGJE, ya que otros 13 resultaron ser menores de edad y serán puestos a disposición de las autoridades competentes en justicia para menores, y aseguraron que hay un maestro que también fue detenido en los enfrentamientos del martes, mismo que supuestamente habría llegado a las instalaciones de la dependencia estatal y del cual se desconoce su paradero.