Prestan Casa de la Cultura para fiesta del SUEUM

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Hay un reglamento que data del año 1998 el cual no se ha actualizado a la fecha "y quizá por eso, los funcionarios hacen lo que quieren argumentando que no hay reglas claras para el uso que se le quiera dar a un monumento considerado patrimonio”: Hernández Razo

Hay un reglamento que data del año 1998 el cual no se ha actualizado a la fecha “y quizá por eso, los funcionarios hacen lo que quieren argumentando que no hay reglas claras para el uso que se le quiera dar a un monumento considerado patrimonio”: Hernández Razo

El gerente del Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Morelia, Gaspar Hernández Razo, calificó como “irresponsable” a quien haya dado el permiso para que un edificio patrimonio mundial se convirtiera de un plumazo en “salón de eventos sociales”.

Morelia, Michoacán, 29 de mayo de 2017.- Tras recordar que hace casi un año el edificio del Congreso del Estado fue utilizado como “cantina” privada para los diputados con edecanes, barra libre y hasta “valet parking” privado, que en el año 2014 el edificio del Antiguo Poder Judicial de la calle de Allende fue “prestado” para la grabación de un video musical y hace una semana hasta la Casa de la Cultura se convirtió en un salón de fiestas para el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), el Gerente del Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Morelia, Gaspar Hernández Razo, calificó como “irresponsable” a quien haya dado el permiso para que un edificio patrimonio mundial se convirtiera de un plumazo en “salón de eventos sociales”.

Hernández Razo precisó que los edificios y monumentos históricos “deben de ser de uso académico, cultural, de uso artístico, y para muestras de arte” cosa que para nada coincide con el evento social registrado el pasado martes 23 de mayo cuando uno de los sindicatos de la Universidad Michoacana hizo uso del edificio con la venia “quien sabe de quién o de quienes”.

Recordó que hay un reglamento que data del año 1998 el cual no se ha actualizado a la fecha “y quizá por eso, los funcionarios hacen lo que quieren argumentando que no hay reglas claras para el uso que se le quiera dar a un monumento considerado patrimonio”, pero precisó, que si se le quiere dar un uso social, “debería cumplir con reglas claras como contar con seguridad antes, durante y después del evento, tener un coordinador del mismo, pero lo más importante, que debería tener el permiso de un Consejo Consultivo el cual esté compuesto por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), del Colegio de Arquitectos, de la Sociedad Civil además de funcionarios de los tres niveles de gobierno”.

Gaspar Hernández añadió que en caso de que el edificio sufriera algunos daños a su estructura producto del evento, “debería haber multas severas por haber dañado un patrimonio cultural pero además, los “invitados” deberían cumplir con varios requisitos como lo son regular el sonido a los decibeles permitidos, tener un control estricto con la grasa de los alimentos que se consuman al interior y se deberían de pagar un alto costo monetario para utilizar el inmueble y así poder usar ese mismo dinero en el mantenimiento del edificio”.

Por último, el encargado del patrimonio cultural de Morelia insistió en que “debemos empezar por respetar nuestra historia, si nuestra ciudad tiene el nombramiento de Patrimonio Cultural es por los monumentos históricos, la responsabilidad debe recaer en quien otorgó el permiso y si hubiera castigo, este debería ser ejemplar e impuesto por el estado que es quien tiene bajo su resguardo el cuidado, conservación y restauración de la Casa de la Cultura de Morelia”, finalizó.