Se quejan vecinos por ruidosas fiestas en la Casa del Jubilado Estatal

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Así lo precisaron los vecinos molestos con la situación que desde al menos un mes, se ha presentado en lo que se supone es un domicilio oficial para una dependencia del gobierno del estado

Así lo precisaron los vecinos molestos con la situación que desde al menos un mes, se ha presentado en lo que se supone es un domicilio oficial para una dependencia del gobierno del estado

Vecinos de la calle 5 de Febrero en pleno Centro Histórico de esta capital, se quejaron de que en la Casa del Jubilado Estatal, que se ubica en el número 498, “últimamente les ha dado por hacer fiestas particulares en las cuales el volumen es tan alto, que afecta la tranquilidad de los vecinos, aparte de que obstruyen sus cocheras y hay gran escándalo”

Morelia, Michoacán, Vecinos de la calle 5 de Febrero en pleno Centro Histórico de esta capital, se quejaron de que en la Casa del Jubilado Estatal, que se ubica en el número 498, “últimamente les ha dado por hacer fiestas particulares en las cuales el volumen es tan alto, que afecta la tranquilidad de los vecinos, aparte de que obstruyen sus cocheras y el escándalo se traslada a altas horas de la noche o incluso, hasta el día siguiente”.

Así lo precisaron los vecinos molestos con la situación que desde al menos un mes, se ha presentado en lo que se supone es un domicilio oficial para una dependencia del gobierno del estado.

Relataron que el domicilio funciona a favor de los jubilados desde hace alrededor de 20 años sin que hayan tenido el problema que se presenta actualmente pues ejemplificaron que hace cerca de un mes, hubo una fiesta no propiamente con personas jubiladas ni pensionadas la cual inició un sábado al filo de las 7 de la noche, y terminó hasta el domingo a las 12 del día.

El problema radica, señalaron, en que el volumen de la música no es moderado y al tener los vecinos personas mayores y bebés en su casa que requieren descanso aparte las actividades que tienen que realizar, no las pueden hacer con normalidad por el escándalo de un día anterior.

Dijeron que ya han platicado con el encargado del domicilio, quien sólo dice que si acatará la norma pero tan no ha sido así, que por el contrario a principios del mes de julio, nuevamente se llevó a cabo una fiesta que inició al filo del mediodía y terminó cerca de las 12 de la noche pero fue porque con la lluvia que se registró, cayó un rayo cerca que dejó sin luz la zona lo que de no haber sucedido, quizá la fiesta hubiera terminado hasta el otro día, “aparte de que hablamos al 072 varias veces pero nadie nos atendió”, se quejaron.

Por último, pidieron a las autoridades municipales que puedan revisar la situación del domicilio pues precisaron que “si él señor quiere seguir rentando el espacio para fiestas particulares que lo haga, a eso no nos oponemos, lo que queremos es que respete a los vecinos y el nivel de volumen mientras se desarrolla su fiesta”, finalizaron.