¡Insólito! Italia empata con Suecia y queda fuera de Rusia 2018

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El conjunto "azzurro", cuatro veces campeón del mundo, no se perdía una cita mundialista desde el torneo de Suecia en 1958. Su otra ausencia fue en 1930, en el primer Mundial en Uruguay, por motivos políticos.

El conjunto “azzurro”, cuatro veces campeón del mundo, no se perdía una cita mundialista desde el torneo de Suecia en 1958. Su otra ausencia fue en 1930, en el primer Mundial en Uruguay, por motivos políticos.

Después de 60 años, la selección italiana de fútbol no irá a un Mundial de fútbol al empatar hoy 0-0 con Suecia en el partido revancha de la repesca europea, después de haber perdido 1-0 en el encuentro de ida

Milán, Italia, 13 de noviembre de 2017.- Después de 60 años, la selección italiana de fútbol no irá a un Mundial de fútbol al empatar hoy 0-0 con Suecia en el partido revancha de la repesca europea, después de haber perdido 1-0 en el encuentro de ida. El conjunto “azzurro”, cuatro veces campeón del mundo, no se perdía una cita mundialista desde el torneo de Suecia en 1958. Su otra ausencia fue en 1930, en el primer Mundial en Uruguay, por motivos políticos.

De esta manera, la selección italiana, que no había superado la primera ronda ni en Sudáfrica 2010 y ni en Brasil 2014, será el único de los campeones del mundo que no estará en Rusia 2018.

Para Suecia, la clasificación tiene mucho mérito, después de haber sorteado el denominado “grupo de la muerte” junto a Francia y Holanda y ahora eliminar a los campeones de 2006. Será la duodécima intervención de Suecia, que llegó a la final en el Mundial disputado en casa en 1958 y fue tercera en Estados Unidos 1994.

Con la clasificación de Suecia, ya hay 29 de las 32 selecciones con su cupo asegurado y sólo restan definirse los choques Perú-Nueva Zelanda, Australia-Honduras e Irlanda-Dinamarca.

“No lo siento personalmente por mí, sino por todo el equipo y por todo el país. Nos perdimos algo que significaba mucho en niveles muy diferentes”, se lamentó el arquero Gianluigi Buffon, que a sus 39 años buscaba el récord de disputar su sexto Mundial.

El portero de la Juventus calificó la eliminación como una “catástrofe” durante una entrevista entre lágrimas que dio a la televisión apenas terminado el partido. “Pero somos orgullosos y fuertes. Trataremos de recuperarnos de esto, como siempre lo hemos hecho”, afirmó Buffon.

Ante un estadio San Siro colmado y en estado de ebullición, el conjunto dirigido por Gian Paolo Ventura volvió a defraudar a los “tifosi”, que esperaron por un gol salvador que nunca llegó.

Ni siquiera el polémico arbitraje de Mateu Lahoz ayudó a Italia, que vio como el español no pitó un penal por mano de Andrea Barzagli cuando se jugaba la media hora del primer tiempo. Tampoco la rápida salida de Jakob Johansson, autor del gol de la ida, con una lesión a los 19 minutos, afectó a los visitantes, que siguieron con su plan de juego.

Replegada y a la espera de algún contragolpe, Suecia aguantó bien los embates de los italianos, que tuvieron el balón pero carecieron de ingenio para romper el cerrojo visitante.

La primera ocasión para los locales la tuvo Antonio Candreva, pero remató apenas alto. Fue un aviso de lo que le iba a costar a Italia conseguir el ansiado gol.

La oportunidad más clara de Italia la tuvo Ciro Immobile a los 40 minutos, pero el defensor sueco Andreas Granqvist despejó sobre la línea. Poco antes de la pausa, Marco Parolo tuvo su ocasión, pero tampoco pudo vencer al portero Robin Olsen.

En la segunda mitad, el asedio italiano fue aún mayor, pero las ideas nunca aparecieron. Los locales reclamaron por un posible penal sobre Matteo Darmian, pero Lahoz tampoco pitó.

Andrea Belotti y Stephan El Shaarawy, que ingresó en la segunda mitad, también tuvieron sus oportunidades pero les faltó precisión para definir.

Los últimos minutos fueron de pura tensión, con Italia desesperada por el gol y Suecia defendiendo con sus once hombres en el área. La imagen de Gianluigi Buffon yendo a buscar el último córner reflejó a la perfección lo que fue el ataque de los de Ventura.

Finalmente, el último disparo de Alessandro Florenzi se fue apenas alto y con él se murieron las últimas esperanzas de los italianos.

Antes de este repechaje, el conjunto de Ventura arrastraba varios meses de mal juego, con una contundente derrota 3-0 ante España, una victoria con lo justo ante la débil Israel y un pobre empate 1-1 ante Macedonia, un rival de tercera categoría.