Balonazo / Teodoro Barajas Rodríguez

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor es Maestro en Gobierno y Asuntos Públicos, así como candidato a Doctor en Ciencias Políticas

El autor es Maestro en Gobierno y Asuntos Públicos, así como candidato a Doctor en Ciencias Políticas

Rafael Márquez parece tendrá un epílogo complicado en su carrera de futbolista, el escándalo le cerca y la mancha de la duda carcome una trayectoria que ha sido limpia.

Morelia, Michoacán, 11 de agosto de 2017.- Rafael Márquez parece tendrá un epílogo complicado en su carrera de futbolista, el escándalo le cerca y la mancha de la duda carcome una trayectoria que ha sido limpia. El zamorano  ha sido el jugador mexicano que más títulos internacionales obtuvo, aún se recuerda su  paso por el Barcelona, Mónaco y Verona de Italia. En su  etapa final  regresó al equipo que lo vio debutar, el Atlas.

El cantante grupero Julión Álvarez atraviesa una situación similar, las sospechas parecen arruinar su presente y amenazan su futuro. Son imputados, inocentes hasta que se pruebe lo contrario sólo que los saldos respecto a su imagen han causado un gran estrago.

El gobierno estadounidense les vincula con el crimen organizado como presuntos prestanombres para lavar dinero, acusación grave que debe probarse.

Sus cuentas bancarias han sido congeladas y no puede ingresar a Estados Unidos, su carrera futbolística está en suspenso al igual que su situación jurídica. El balón ahora rueda en la cancha de las autoridades correspondientes aunque mediáticamente muchos hacen juicios sumarísimos a favor o en contra.

Quiero pensar que esa situación se aclarará a favor del futbolista aunque es un asunto  sumamente complejo, Rafa Márquez ha brillado en el fútbol y nunca estuvo involucrado en asuntos extra cancha como algunos de sus colegas proclives a multiplicar escándalos de diversa índole. Destacó en la elite internacional y gozaba de buena imagen, incluso aún en los últimos tiempos ha sido el capitán de la selección mexicana que colecciona fracasos de la mano del colombiano Juan Carlos Osorio.

Si, se trata del partido de más alto grado de dificultad en que participa el originario de Zamora porque la acusación es grave, su  trayecto deportivo no merece un final brutalmente rudo aunque las autoridades y los abogados del capitán tendrán que hacer su trabajo. En todo caso lo que prevalece es la incertidumbre. Rafael Márquez es una figura icónica del fútbol mexicano y está en una seria encrucijada. Al tiempo.