Cuidado con la información errónea sobre autismo

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Preparémonos correctamente para poder ser un buen soporte y guía de nuestros hijos

Preparémonos correctamente para poder ser un buen soporte y guía de nuestros hijos

Ante esta “moda” de hablar de Asperger y autismo, debemos ser muy cuidadosos pues empezaremos a escuchar, leer y ver a cada vez más personas que se sientan expertos en el tema e intenten capitalizarlo a su favor, ofreciéndonos terapias nuevas, medicamentos nuevos y milagrosos

 –

Morelia, Michoacán, 08 de abril de 2016.- Sigo preocupada con las cosas que últimamente escucho sobre autismo… Esta mañana oí a un médico hablar en un programa de radio muy conocido, sobre este tema y decir entre otras cosas falsas, que… ¡los hermanos de autistas pueden desarrollar también autismo!

Esta aseveración me parece muy grave. No sólo por errónea e incorrecta, sino porque propicia un gran miedo e incertidumbre a las familias que recientemente han tenido el diagnóstico de su hijo, o que no están bien empapadas del tema.

Y no es para menos, este tipo de “información” que se da de la forma más irresponsable en los diferentes medios de comunicación, causa el rechazo hacia quien tiene el Trastorno del Espectro Autista (TEA), pues pareciera que lo que padecen es una terrible enfermedad contagiosa, y no una condición neurológica.

Queda claro que lo que falta es tener buenas guías, información confiable en voz de personas confiables que conozcan el tema.

No son muchos, al contrario, son muy pocos los especialistas que conocen bien sobre el espectro autista, sobre todo el Asperger, que es el más difícil de diagnosticar, pues se confunde a menudo con otros trastornos como el bipolar o el déficit de atención con hiperactividad.

Ante esta “moda” de hablar de Asperger y autismo, debemos ser muy cuidadosos pues empezaremos a escuchar, leer y ver a cada vez más personas que se sientan expertos en el tema e intenten capitalizarlo a su favor, ofreciéndonos terapias nuevas, medicamentos nuevos y milagrosos… Lo mejor sigue siendo leer y documentarse en fuentes confiables, en sitios confiables.

Preparémonos correctamente para poder ser un buen soporte y guía de nuestros hijos.