De Primera Mano / Autismo, ni enfermedad ni discapacidad

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Somos quienes les rodeamos -más que ellos mismos- los que debemos aprender a entenderlos y a vivir con personas que piensan y actúan de forma diferente a nosotros

Somos quienes les rodeamos -más que ellos mismos- los que debemos aprender a entenderlos y a vivir con personas que piensan y actúan de forma diferente a nosotros

Los autistas suelen ser personas que desarrollan altas capacidades en las materias o tareas de su interés, mucho más que las personas que se consideran “normales”; hasta la fecha yo no conozco a ninguna persona que desarrolle altas capacidades como consecuencia de una enfermedad

Morelia, Michoacán, El Autismo no es una enfermedad ni una discapacidad, como algunos mal entienden.

Se equivocan de enfoque quienes así lo ven.

El Autismo -y más el Asperger, que forma parte de los Trastornos del Espectro Autista (TEA)- son condiciones de vida, así como algunos somos zurdos o diestros y no por ello estamos enfermos ni somos discapacitados.

Quienes presentan esta condición sólo necesitan ser incluidos y comprendidos.

Somos quienes les rodeamos -más que ellos mismos- los que debemos aprender a entenderlos y a vivir con personas que piensan y actúan de forma diferente a nosotros.

Si lo hacemos nos encontraremos con experiencias muy gratificantes y enriquecedoras.

Informémonos y hagamos conciencia de ello en este 2 de abril, fecha en la que por acuerdo de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se conmemora el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

Y para aquellos que piensan que el Autismo es una enfermedad, y andan buscando para curarlo una serie de “productos milagro”, les replico lo siguiente:

Los autistas suelen ser personas que desarrollan altas capacidades en las materias o tareas de su interés, mucho más que las personas que se consideran “normales”; hasta la fecha yo no conozco a ninguna persona que desarrolle altas capacidades como consecuencia de una enfermedad.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com