De Primera Mano… ¿Fiscalización? ¡Pamplinas!

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Ojalá me equivoque, pero hoy por hoy creo que al final de esta Legislatura uno de los temas será la inoperancia y falta de resultados de la famosa Comisión Especial, lo mismo que de la muy mencionada “auditoría forense”

Ojalá me equivoque, pero hoy por hoy creo que al final de esta Legislatura uno de los temas será la inoperancia y falta de resultados de la famosa Comisión Especial, lo mismo que de la muy mencionada “auditoría forense”

Con los antecedentes que se tienen en materia de fiscalización de los recursos públicos de Michoacán, la creación de esta Comisión Especial no tendrá en los hechos más efectos que los mediáticos, pues no puede suplir legalmente a la Auditoría Superior de Michoacán

Morelia, Michoacán, 22 de abril de 2016.- La historia reciente de Michoacán hace presagiar malos augurios para la recién conformada Comisión Especial del Congreso del Estado para la fiscalización de la cuenta “Cargos por Aplicar” –también conocida como la “licuadora financiera”– de 1996 a 2014.

Aunque la creación del grupo plural de trabajo fue aprobada el pasado 31 de marzo, fue hasta el 21 de abril cuando a propuesta de la Junta de Coordinación Política, el pleno de la 73 Legislatura local aprobó su integración.

El mismo 31 de marzo, a propuesta de la diputada Yarabí Ávila González, presidenta de la Comisión Inspectora, y con el respaldo del grupo parlamentario del PRI, también se aprobó ordenar una “auditoría forense” a la mencionada cuenta, que en realidad tenía por objetivo desviar la atención de la reprobación de la Cuenta Pública Estatal 2014, en la cual concurrieron como gobernadores los priístas Fausto Vallejo Figueroa y Salvador Jara Guerrero.

Así, la respuesta del coordinador del PRD en el Congreso del Estado, Pascual Sigala Páez, para minimizar el impacto mediático creado por la “auditoría forense”, fue la creación de la citada Comisión Especial, para revisar la evolución de las finanzas públicas estatales a lo largo de los últimos casi 20 años.

Al final, ambas propuestas fueron negociadas y consensuadas al interior de la Junta de Coordinación Política, y no me cabe la menor duda de que sus impactos no serán más que mediáticos, como ha pasado tantas veces con anterioridad, en lo que se refiere a la simulada fiscalización de los recursos públicos de Michoacán.

El citado grupo plural será presidido por el diputado del PRD, Juan Pablo Puebla Arévalo, integrante de la Comisión Inspectora, mientras que el PRI envió a Sergio Ochoa Vázquez; el PAN al presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública, Miguel Ángel Villegas Soto; y, el PT será representado por la coordinadora parlamentaria, Mary Carmen Bernal Martínez.

Insisto, con los antecedentes que se tienen en materia de fiscalización de los recursos públicos de Michoacán, la creación de esta Comisión Especial no tendrá en los hechos más efectos que los mediáticos, pues no puede suplir legalmente a la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), aún con lo cuestionada que ésta sea.

Además, conociendo el tradicional proceder de los diputados, no sería de extrañar que los resultados que al final arroje la investigación tengan la orientación política del declarante en turno, lo que en nada abonará a transparentar el manejo de los recursos financieros del estado, y, por el contrario, sí enrarecerá más el ya muy condimentado caldo de cultivo de la impunidad y la corrupción.

Ojalá me equivoque, pero hoy por hoy creo que al final de esta Legislatura uno de los temas será la inoperancia y falta de resultados de la famosa Comisión Especial, lo mismo que de la muy mencionada “auditoría forense” a la cuenta “Cargos por Aplicar”.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com