Educación: Retos rumbo al 2° Informe de Gobierno / Horacio Erik Avilés

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Nuestro colaborador de Atiempo.mx, Horacio Erik Avilés, es presidente de Mexicanos Primero en Michoacán; fue director del Polifórum Digital de Morelia y actualmente es presidente del Consejo Ciudadano de Morelia

Nuestro colaborador de Atiempo.mx, Horacio Erik Avilés, es presidente de Mexicanos Primero en Michoacán; fue director del Polifórum Digital de Morelia y actualmente es presidente del Consejo Ciudadano de Morelia

Persisten retos titánicos en la educación estatal, por lo que se debe trabajar intensamente en incrementar la gobernabilidad democrática en nuestro sistema educativo, mejorando el estado de derecho, combatiendo la corrupción, logrando que aprender sea un derecho viviente y universal para todos los estudiantes michoacanos

Morelia, Michoacán, 26 de septiembre de 2016.- El domingo pasado, el Ing. Silvano Aureoles Conejo, Gobernador del Estado emitió un mensaje  rindiendo cuentas en torno a las acciones realizadas por la administración que él encabeza desde hace prácticamente un año. Cabe destacar que en su alocución de más de 7 mil 500 palabras, la palabra “educación” fue mencionada en diecinueve ocasiones y las referencias directas hacia el sistema educativo estatal representaron cuantitativamente casi el 13 por ciento del mensaje total del gobernador. Al ser un tema transversal, se refirió al rubro en más del 30 por ciento de su intervención, lo cual refrenda la importancia que le ha brindado su gestión al ámbito educativo.

Particularmente esperanzador resultó cuando el Gobernador señaló que “iniciamos una reingeniería de fondo en la Secretaría de Educación en el Estado, para consolidar la transparencia, la rendición de cuentas y el control administrativo. Esta reingeniería, permitirá implementar una operación efectiva del órgano rector de la educación”. Esta medida en materia de desarrollo organizacional es imperativa e inaplazable para poder lograr recuperar la rectoría de la educación estatal, redefiniendo procesos, plantilla de personal, reglamentos y manuales, entre otras acciones. La reingeniería ha sido una petición que múltiples voces han realizado desde hace más de un lustro a las autoridades estatales, sin que hasta el momento haya habido una respuesta integral a tal demanda ciudadana.

En este año se  han dado pasos históricos por parte de la actual administración estatal, como lograr aplicar parcialmente la evaluación docente o implementar los concursos de plazas docentes,  pero continúa pendiente transparentar las negociaciones con la CNTE; especialmente se requiere aclarar lo que ha ocurrido con las claves duplicadas, claves de jubilaciones, especialmente las de la denominada 12° etapa, así como toda clase de acuerdos entablados con la CNTE y demás fracciones sindicales que continúan perviviendo, atenciones que contrastan con el mal trato que han recibido la gran mayoría de los profesionistas que ingresaron o se promovieron mediante evaluaciones del servicio profesional docente.

Asimismo, es perentorio establecer un sistema de indicadores que permita la cabal rendición de cuentas en torno a los 10 Compromisos por la Educación Michoacana, con Inclusión y Calidad, incluidos en la Agenda por Michoacán y firmados por el Ing. Silvano Aureoles en mayo de 2015 como candidato y posteriormente ratificados en julio de 2015 como gobernador electo. Recordemos que el 21 de abril de este año, Mexicanos Primero presentó una evaluación respecto a los mismos, en la que seis puntos del decálogo citado obtuvieron una calificación amarilla, que fueron los siguientes: ciclos escolares completos; equidad en la educación; aplicar las evaluaciones de los alumnos; formación inicial y normales; rendición de cuentas en las escuelas y la implementación de un sistema de quejas y sugerencias para la ciudadanía. Con especial cuidado se debe de analizar y resolver la situación de cuatro puntos, que fueron evaluados en rojo,  a saber: el concurso de todas las plazas docentes; la evaluación de desempeño docente; transparentar y depurar la nómina magisterial; así como la implantación de un sistema de información y gestión educativa. En suma, no se ha logrado colocar en verde uno solo de los diez puntos del decálogo, por lo que debe de conformarse un grupo de trabajo especial para atender el compromiso ante 126 organizaciones de la sociedad civil y modificar la situación con el apremio y precisión que la situación demanda.

Hay que enfatizar que debe ponerse especial atención a los indicadores socioeducativos, que son los más dolorosos en nuestra entidad, ya que son sintomáticos de que la pobreza y la ignorancia pueden estarse perpetuando entre nuestro pueblo, para lograr que los niños y jóvenes permanezcan en las aulas, lo que es un resultado multifactorial que implica que las escuelas sean dignas, de calidad, que se cumpla la normalidad mínima en las escuelas, que los estudiantes tengan condiciones socioeconómicas para acudir a las comunidades de aprendizaje,  alimentación, uniformes, condiciones de higiene necesarias, que haya posibilidad de trasladarse a la escuela, que cuenten con útiles escolares y libros, que sus padres tengan empleo y posibilidades de brindarles la estabilidad necesaria para dedicarse al estudio, etcétera. Si se logran estas condiciones previas, contando con los materiales, herramientas, libros, planes y programas de estudio, salario y condiciones de trabajo necesarias para los maestros y éstos estando en las aulas, sin duda se elevará la calidad educativa.

Contrastando con los altos objetivos ya mencionados, pareciera que una vez habiéndose realizado el Primer Informe de Gobierno, aquellos quienes han construido una narrativa plena de anarquía, violencia e ignorancia en torno a nuestro sistema educativo han reanudado hostilidades hacia la sociedad michoacana, con las marchas y bloqueos de ayer en Morelia, lo que indica que la CNTE y sus adherentes no tienen intención alguna de modificar sus tácticas de lucha, pisoteando los derechos de millones de ciudadanos.

Especialmente virulento está resultando el accionar de la serie de movimientos de aspirantes y rechazados que constantemente buscan transgredir la normatividad interna de la UMSNH en aras de conseguir engrosar su músculo golpista. Los actos de provocación realizados merecen la actuación de las autoridades en materia de seguridad, ya que el vandalismo que les caracteriza resucitó en nuestra capital. La acción sumatoria de otras organizaciones que suelen manejar la misma actitud contestataria y antisistémica no pasa desapercibida: cada vez es más notoria la ligazón entre la serie de franquicias que conforman la oligarquía de la protesta estatal, que tiene como premisa fundamental parasitar el erario estatal a costa de lo que sea.

Si bien es cierto que el derecho a la educación superior no está garantizado en Michoacán, en donde apenas dos de cada diez jóvenes en edad universitaria están matriculados en una institución de educación superior, también es cierto que estos movimientos se han arrogado la supuesta defensa de un derecho en aras de hacer crecer grupos de presión que si existiera una mayor robustez institucional en torno al cumplimiento de la ley, simplemente no existirían en la manera que los conocemos.

Es notable el esfuerzo realizado por las autoridades estatales y universitarias para lograr ofertarles 22 mil espacios para ingresar a los militantes de los movimientos que buscan  a toda costa matricularse en la universidad; sin embargo, este hecho en sí es una irregularidad a la normativa interna de la UMSNH, por lo que deben sentarse mecanismos institucionales para que sea la última ocasión en la que sucedan esta clase de anomalías.

En conclusión, persisten retos titánicos en la educación estatal, por lo que se debe trabajar intensamente en incrementar la gobernabilidad democrática en nuestro sistema educativo, mejorando el estado de derecho, combatiendo la corrupción, logrando que aprender sea un derecho viviente y universal para todos los estudiantes michoacanos, logrando pasar de ser un gobierno coyuntural a uno que genere y desarrolle institucionalidad que abone a la legitimidad, consolidando la participación ciudadana efectiva, que tenga a la sociedad michoacana como aliada, ya nunca más a grupos fácticos, lo que contribuirá a generar un verdadero sistema de gobernanza educativa que permita presentar en el segundo informe de gobierno avances significativos respecto a los objetivos planteados.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles