El Acoso Escolar y Su Antídoto / Enrique Acha

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Enrique Acha, es un catedrático de Ingeniería michoacano especializado en las energías limpias, eficientes y sustentables; trabajó por más de 20 años en investigación y docencia en la Universidad de Glasgow, Escocia; actualmente es catedrático en la Universidad Tecnológica de Tampere, Finlandia

El autor, Enrique Acha, es un catedrático de Ingeniería michoacano especializado en las energías limpias, eficientes y sustentables; trabajó por más de 20 años en investigación y docencia en la Universidad de Glasgow, Escocia; actualmente es catedrático en la Universidad Tecnológica de Tampere, Finlandia

El gran éxito de la educación finlandesa no podría entenderse, en otras cosas, sin la existencia de KiVa, que es el acrónimo para “Kiusaamista Vastaan” lo cual significa “Contra el Acoso”; este es el nombre de un innovador método contra el acoso escolar o “bullying”

Tampere, Finlandia, 05 de agosto de 2016.- El gran éxito de la educación finlandesa no podría entenderse, en otras cosas, sin la existencia de KiVa.  La palabra “kiva” es una de las expresiones más bellas del idioma Finlandés; su significado en español es justamente eso: bella. KiVa es el acrónimo para “Kiusaamista Vastaan” lo cual significa “Contra el Acoso”; este es el nombre de un innovador método contra el acoso escolar o “bullying”.

El método tiene una fuerte base científica; fue desarrollado en la Facultad de Educación de la Universidad de Turku en Finlandia.

KiVa nace de décadas de investigar el fenómeno social que el “bullying” representa, con financiación del Ministerio de Educación y Cultura del Gobierno Finlandés. KiVa es un programa que busca prevenir activamente los brotes de acoso escolar y desterrarlos de una manera efectiva cuando estos llegan a presentarse.

El “bullying” es un fenómeno aborrecible; representa un comportamiento denigrante que se aplica de forma sistemática a una persona relativamente aislada, percibida como indefensa o débil, y en el que hay participan colectiva. El “bullying” se puede presentar en cualquier estrato social, organización o tiempo.

Se reconoce que hay varias formas de hacer el “bullying”; este puede ser indirecto o directo. El primero se da en forma de escarnio e insultos y tiene el objetivo de sobajar a una persona en los ojos de los demás, dejarle en ridículo. En el segundo hay contacto físico. Una tercera categoría que ha emergido más recientemente es el de “cyberbullying”.

La sociedad finlandesa valora grandemente a su niñez y el contener el fenómeno del “bullying” ha sido una prioridad del gobierno desde hace varias décadas. Sus estadísticas arrojan que hasta un 10% de los niños en edad escolar son susceptibles de sufrir “bullying”. Una cifra por demás baja si se le compara con países como, por ejemplo, España. De acuerdo a una encuesta realizada por Aldeas Infantiles SOS, con más de 2800 estudiantes de secundaria de todo el país, el “bullying” representa una preocupación para el 40% de jóvenes españoles.

El impacto del método KiVa en combatir el “bullying” ha sido documentado, de manera independiente, por el Instituto Nacional de Salud y Bienestar de Finlandia y sus datos arrojan una disminución importante de casos de “bullying” desde que el programa se implementó en todo el país. El método KiVa está siendo ahora evaluado en países como Holanda, Estonia, Italia y Gales; los estudios preliminares en esos países indican que KiVa también es efectivo, fuera del entorno Finlandés, en reducir el “bullying” escolar.

KiVa es un método diseñado no solo para atacar los casos de “bullying” de una manera efectiva sino también para prevenirlos. Como mucho de la lógica finlandesa, la cual se basa en estricto sentido común, la prevención actúa como escudo pero como no es impenetrable entonces debe haber herramientas efectivas que se deben usarse cuando se detecta un caso de “bullying” de cualquier tipo que este sea. La prevención se basa en monitoreo continuo de la situación de cada escuela y en la evaluación de los cambios que toman lugar en la misma, a través del tiempo. KiVa tiene herramientas en línea que facilitan estas tareas, las cuales proporcionan una retroalimentación anual del desempeño de cada una de las escuelas.

El programa KiVa deja de lado el método tradicional de intentar resolver el “bullying”, cuando este ha salido a la luz; el cual se centra en confrontar el acosado y el acosador, con un tercero en autoridad como mediador, y “hacer las paces”. En su lugar, KiVa incluye un conjunto de acciones universales y dirigidas. Las primeras van para todos los estudiantes y su objetivo principal es la prevención del “bullying”; estas incluyen el currículo KiVa, juegos en línea, etc. Las acciones dirigidas se usan cuando se ha detectado un caso de “bullying”, estas se dirigen solo a los acosadores y acosados, así también como a los compañeros de clase quienes “aprobaron” el acoso con su silencio o alentaron a los acosadores, en lugar de apoyar a la víctima. La idea que permea aquí es la de responsabilidad compartida en la seguridad y el bienestar de toda la clase. El objetivo primario es concienciar lo importante que es empatizar y el apoyarse unos a otros. La investigación en campo en el periodo 2007-2009 mostró una reducción de un 98% de casos de acoso escolar en las escuelas finlandesas.

De acuerdo con las declaraciones de la Dra. Christina Salmivalli al diario ABC, el programa KiVa no es sólo efectivo en desterrar el “bullying”, sino que también aumenta el bienestar y la motivación por estudiar. La Dra. Salmivalli es Profesora de Psicología en la Facultad de Educación de Turku y una de las creadoras del método KiVa.