Gobernar México desde la CONAGO / Hugo Gama

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Hugo Gama es Maestro en Derecho por la Universidad La Salle México, así como abogado especialista en propiedad industrial; actualmente se desempeña como director del Registro Civil de Michoacán

Hugo Gama es Maestro en Derecho por la Universidad La Salle México, así como abogado especialista en propiedad industrial; actualmente se desempeña como director del Registro Civil de Michoacán

Los 32 gobernadores conocen mejor que nadie su territorio, sus necesidades y el de su población, ellos gobiernan a todos los mexicanos, lo cual permitiría la toma de decisiones ajustadas a la realidad económica y social, esto ante la notable incapacidad del actual gobierno federal para gobernar

Morelia, Michoacán, 11 de enero de 2017.- Las condiciones políticas y económicas del país ocasionadas por el propio gobierno de la República han puesto en una posición de carencia de legitimidad al titular del Ejecutivo Federal y a todo su gabinete, su decisiones distan de ajustarse a la realidad y necesidad social, por el contrario están diseñadas para generar unidad nacional en contra del gobierno.

El “gasolinazo” ha sido el peor de los errores del gobierno peñista, ha sido la gota que derramó el vaso, su mermada popularidad es el termómetro para medir la legitimidad de su actuar, la cual al estar por los suelos tiene como resultado que el ejercicio del poder se encuentre vacío y sin el reconocimiento político de la inmensa mayoría de los diversos sectores del país (incluidos varios del mismo PRI).

Ante la ausencia de legitimidad, y al tener un Congreso de la Unión con legisladores de poca visión de estado (Ejemplo, Carmen Salinas), impera la necesidad de fijar posturas e impulsar acciones para recuperar el ejercicio del poder y retomar el rumbo en beneficio de los mexicanos.

La Conferencia Nacional de Gobernadores ha fungido como un órgano colegiado en el cual se han diseñado algunas políticas públicas para la federación, pero ha servido más como un instrumento (pactos) para legitimar las decisiones federales. Ahora, en las condiciones en las que se encuentra el país, con centenares de protestas, inconformidad, pobreza y corrupción, resulta indispensable que ese órgano colegiado de gobernadores tome un papel más activo y productivo, pero de manera autónoma, si la influencia decisiva del gobierno federal.

La pluralidad de la CONAGO puede permitir un amplio debate sobre las necesidades y las decisiones que requiere México en este momento y hasta que llegue un nuevo Presidente. Los 32 gobernadores conocen mejor que nadie su territorio, sus necesidades y el de su población, ellos gobiernan a todos los mexicanos, lo cual permitiría la toma de decisiones ajustadas a la realidad económica y social, esto ante la notable incapacidad del actual gobierno federal para gobernar.

Se requiere una transición urgente, una coalición de gobernadores que ponga óptimas condiciones para el arribo del próximo Presidente en 2018, para ello se requiere un clara visión de transparencia y honestidad en el gasto público, que evite que los expertos electorales del gobierno federal afecten el proceso electoral, lo cual es una amenaza que provocaría una severa crisis de gobernabilidad en el país, es decir, la CONAGO debe ser garante de un ejercicio democrático en las próximas elecciones locales y la federal. 

Esperemos que los mandatarios locales estén a la altura del momento histórico y pongan por delante el interés nacional para poder salir avantes de las severas dificultades en las que nos ha metido el gobierno de Enrique Peña Nieto.