La Duda / Llegó el momento de decirle adiós al Sistema Michoacano

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Víctor Armando López, es periodista con más de dos décadas de trayectoria, tanto en medios de comunicación como en áreas de comunicación social institucionales; actualmente es director del portal La Página Noticias

El autor, Víctor Armando López, es periodista con más de dos décadas de trayectoria, tanto en medios de comunicación como en áreas de comunicación social institucionales; actualmente es director del portal La Página Noticias

Para este 2015 al SMRTV se le destinó un presupuesto de 50 millones 950 mil 575 pesos, y para poder dar el paso a la televisión digital se requieren 200 millones de pesos (para cambiar 12 antenas analógicas y adquirir otro equipo para la señal digital), es decir, cuatro veces más que lo proyectado para un ejercicio

Morelia, Michoacán, 10 de noviembre de 2015.- En México los sistemas estatales de radio y televisión fueron diseñados con el fin de difundir diversos aspectos culturales entre la población, sobre todo aquellos que tengan que ver con la propia entidad a la que pertenecen, sin embargo, con el paso del tiempo todos se han ido desvirtuando y dejaron de ser funcionales, pues además de ser casi nula la propia producción, no consiguieron independencia económica, y mucho menos editorial.

Para el caso  del Sistema Michoacano de Radio y Televisión (SMRTV) su independencia económica no consiste en comercializar espacios, pues su esencia no es esa, pero sí en su momento debieron liberarlo para poder vender sus programas o servicios de producción. Y aunque el pasado 18 de septiembre, a través de la expedición del decreto 97, ya se le brindó esa posibilidad, ya es muy tarde, pero fue una de tantas ocurrencias de último momento de Salvador Jara.

Y es que estamos casi a mitad de noviembre y el 31 de diciembre es cuando habrá de darse el ahora ya tan nombrado apagón analógico, ese mismo que habrá de darle paso a la Televisión Digital Terrestre (TDT), y para estar en las condiciones necesarias de responder a ello, el Sistema Michoacano de Radio y Televisión requiere de una inversión de 200 millones de pesos, dinero que no existe en ningún lado por el quebranto financiero en que se desarrolla la entidad.

Mientras que la independencia editorial nunca ha existido, ello una vez que el SMRTV, al igual que sus pares en México, siempre han respondido a los intereses del gobernador en turno, ya sea desde el nombramiento de su director, que normalmente es por compromiso político o de amistad, hasta la intervención en el tipo de contenidos que deben manejarse (casi siempre desde la visión del partido que esté gobernando), y sobre todo para enaltecer su figura mediante noticiarios oficiales que sólo informan la realidad que les conviene.

De acuerdo con datos al 2010 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), en México existen 28.67 millones de hogares, y por lo menos en un 95.1 por ciento existe un aparato de televisión, a través de las cuales el principal consumo es la programación comercial, de la cual el 94 por ciento la concentran  en todo el país las empresas Televisa y Televisión Azteca. Mientras que Canal 22 y Canal Once sólo alcanzan a concentrar el 2 por ciento.

Como se puede ver la audiencia para el SMRTV sería muy baja, sin olvidar que a nivel estatal no existe forma alguna de medirla, y a lo cual se suma que al no tener la posibilidad de llenar la transmisión con programas propios, se tiene que recurrir a difundir los que producen los ya citados canales 22 y Once, algunos de la UNAM, y del Canal Judicial, así como algunos otros provenientes de otras entidades.

Para este 2015 al SMRTV se le destinó un presupuesto de 50 millones 950 mil 575 pesos, y para poder dar el paso a la televisión digital se requieren 200 millones de pesos (para cambiar 12 antenas analógicas y adquirir otro equipo para la señal digital), es decir, cuatro veces más que lo proyectado para un ejercicio. ¿Y de dónde Pancha?

Además, no se debe olvidar que la mayoría de ese presupuesto se va para el pago de nómina de los cientos de trabajadores, sindicalizados y de confianza, que a diario conviven con la incertidumbre de qué habrá de ser de su futuro con la llegada de la señal digital. Y pues así, no se puede seguir.

El Sistema Michoacano surgió el 29 de septiembre de 1984 durante el sexenio el entonces priísta Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. A través de 31 años ha sido el semillero de grandiosos comunicadores, la escuela de miles de estudiantes que han hecho ahí sus prácticas profesionales, así como la consolidación de cientos de técnicos y trabajadores de todas las áreas. Sin embargo, ya sale más caro mantenerlo que rescatarlo.

La situación económica de la entidad ya no permite invertirle a esta institución, ahora sí que hay prioridades. Y es que aunque no lo queramos aceptar, para la gente la programación de la televisión estatal es aburrida, incluso, hasta marginal.

La propuesta sería que el SMRTV le diera paso a una profesional casa productora, la cual se encargue de desarrollar programas propositivos en lo informativo y de entretenimiento para los michoacanos, mismos que serían transmitidos a través de los convenios publicitarios que se realizan con las televisoras comerciales, o comprando algunos espacios. De verdad, saldría más barato.

Y es que la Televisión Digital Terrestre que está por iniciar garantizará mayor calidad de imagen y sonido; más canales en señal abierta, así como imágenes de alta definición. Pero también no hay que olvidar que los compromisos políticos han dado al traste con el propio SMRTV por la corta visión e intereses con que ha sido manejado, por lo que sólo habrá de quedar en los 31 años de historia como la única directora que realmente sabía del tema (tanto en la proyección, como la realización, edición y la chamba real): Asbel Guzmán. ¿Y la radio? Ese es otro tema.

Uno para llevar

Los normalistas en su calidad de secuestradores, delincuentes e ingobernables siguen haciendo de las suyas con toda impunidad en Michoacán. De nada han servido las advertencias de que se ciñan a la estabilidad y al marco de la ley.

Con sus movilizaciones ponen en entredicho el liderazgo del gobernador Silvano Aureoles y al retarlo públicamente entierran su autoridad. Ello no es un buen augurio para lo que será su administración. No olvidemos que la primera caída de la popularidad y credibilidad de Fausto Vallejo fue cuando encerró en la cárcel a los normalistas, y a las pocas horas los liberó.

Dos con salsa

Si bien es cierto que una mayoría de ayuntamiento ya aceptaron el Mando Unificado, ello no quiere decir que sus administraciones sean garantía de honestidad.

De ahí que la autoridad federal que nos visita de manera permanente en Michoacán, tiene que poner mucha atención con el gobierno de Yurécuaro, pues su resistencia y luego forzada aceptación no sólo es por ser un gobierno encabezado por Morena, hay mucho más. OJO.

Y uno para aquí

Independientemente de las críticas en contra que se la hacen a lMSS, la institución sigue dando miles de servicios a miles de usuarios, ahorrándoles a estos millones de pesos que podrían gastar en consultas, tratamientos y medicamentos si asistieran a médicos particulares. Que por cierto también una mayoría trabaje en el propio Seguro Social. ¿O qué sólo sabemos criticar y no reconocer? ¡Corte!