Los suspirantes… Antonio García Conejo y lo que no se debe hacer

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El hermano del gobernador Silvano Aureoles debe tener más cuidado para leer, medir, interpretar y actuar de acuerdo con las circunstancias políticas de cada momento, no por nada en su carrera política ha tenido pasajes complicados

El hermano del gobernador Silvano Aureoles debe tener más cuidado para leer, medir, interpretar y actuar de acuerdo con las circunstancias políticas de cada momento, no por nada en su carrera política ha tenido pasajes complicados

Es un error el haber pretendido mostrar músculo de una forma tan burda, porque antes de tiempo -y en un acto en el que no viene al caso-, el nuevo diputado da una muestra de lo que puede hacer y pone sobre aviso a sus adversarios políticos –que los tiene, y muchos-, además de que les da herramientas para que lo critiquen y lo cuestionen

Morelia, Michoacán, 26 de octubre de 2017.- Fuera de lugar y de toda proporción lo que ocurrió en el Palacio Legislativo, en el marco de la toma de protesta de Antonio García Conejo como diputado local.

Se pretendió vestir un evento de carácter político institucional como un destape al Senado, que es lo que le interesa al por segunda vez diputado local, ex diputado federal y ex alcalde de Huetamo, además de actual secretario general del PRD en Michoacán.

No está mal invitar a actores políticos relevantes, entre ellos el ex gobernador Fausto Vallejo Figueroa, pero no me parece adecuado haber convocado a este evento a funcionarios estatales como los titulares de la Seimujer, Fabiola Alanís Sámano; de la Cocotra, Marco Antonio Lagunas Vázquez; y, del Cedemun, Israel Tentory García, entre otros, además de cientos de acarreados.

¿Qué necesidad había de abarrotar la sede del Congreso del Estado para la toma de protesta de un diputado suplente ya en el tercer y último año de la 73 Legislatura local? Ninguna.

Esa falta de cálculo no sólo generó molestias a los diputados que no podían pasar a rendir protesta, fricciones –como la ocurrida entre el presidente de la Mesa Directiva, Miguel Ángel Villegas Soto (PAN), y la diputada Rosa María de la Torre Torres (PRI)-, y dicen que hasta golpes, empujones e insultos hacia algunos legisladores, personal del Legislativo, representantes de los medios de comunicación y gente ajena al evento.

Pero además de todo esto, es un error el haber pretendido mostrar músculo de una forma tan burda, porque antes de tiempo -y en un acto en el que no viene al caso-, Antonio García Conejo da una muestra de lo que puede hacer y pone sobre aviso a sus adversarios políticos –que los tiene, y muchos-, además de que les da herramientas para que lo critiquen y lo cuestionen.

El hermano del gobernador Silvano Aureoles Conejo debe tener más cuidado para leer, medir, interpretar y actuar de acuerdo con las circunstancias políticas de cada momento, no por nada en su carrera política ha tenido pasajes complicados, como cuando fue destituido de la Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, o cuando fue criticado por desnudarse en la Cámara de Diputados durante su argumentación contra la reforma energética.

De continuar como se mostró en su toma de protesta, García Conejo seguirá encontrando cada vez más obstáculos en sus aspiraciones, pero por el contrario, si se aplaca y se aplica tendrá mayores probabilidades de lograr sus objetivos. Pero ya él verá si les sigue haciendo caso a los que le llenan la cabeza de humo.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

TAMBIÉN LE SUGERIMOS:

Los suspirantes… ¿A quiénes mide el Frente en Morelia?