Los suspirantes… Fausto, ¿dentro o fuera del PRI en 2018?

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La pregunta es, ¿el PRI y Fausto Vallejo irán juntos o separados en 2018?

La pregunta es, ¿el PRI y Fausto Vallejo irán juntos o separados en 2018?

Hoy se sabe que el ex alcalde de Morelia preferiría mantenerse en el PRI, pero tampoco está casado con la idea; lo que requiere para mantenerse dentro, es que se cumplan dos condiciones esenciales, de no ser así, ya tiene fichas en al menos otros dos partidos políticos

Morelia, Michoacán, 21 de julio de 2017.- Hay quienes opinan que están contados sus días en el PRI para el ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa.

Cada vez son más insistentes los rumores en el sentido de que el próximo dirigente nacional del tricolor, a partir del 12 de agosto, será el actual coordinador de la bancada priísta en el Senado, Emilio Gamboa Patrón.

De confirmarse estas versiones, el más beneficiado en Michoacán sería el senador Ascensión  Orihuela Bárcenas, muy amigo del dirigente en ciernes y acérrimo enemigo de Fausto Vallejo, además, a quien muchos consideran como el que está detrás de muchas de las desventuras que el cuatro veces alcalde de Morelia debió enfrentar a lo largo de los últimos 5 años.

Como es bien sabido, a Chon Orihuela y su grupo les interesa la venganza contra aquél líder priísta que no lo apoyó en sus aspiraciones a la gubernatura, a quien ve además como uno de los obstáculos para consolidar su influencia en la capital del estado.

Es por eso que diferentes actores políticos del PRI, incluyendo al todavía dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, han citado la existencia de un procedimiento que se le sigue a Vallejo Figueroa y que puede derivar en su eventual expulsión de las filas del tricolor.

Claro está, el ex mandatario estatal no está exento de culpa en torno al desastre que resultó su administración estatal, misma que debió dejar trunca, no sólo por motivos de salud, sino también por temas políticos e intereses presidenciales, muy probablemente influidos por Orihuela Bárcenas, íntimo amigo del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

En los corrillos políticos se habla de que la reacción de Fausto Vallejo, igual que la del grupo de Jesús Reyna García –desde entonces encabezado por Jesús Sierra Arias-, fue apoyar por debajo del agua a los candidatos opuestos al proyecto chonista, tanto dentro como fuera del partido.

Hoy se sabe que el ex alcalde de Morelia preferiría mantenerse en el PRI, pero tampoco está casado con la idea. Lo que requiere para mantenerse dentro, con el capital político que le queda en Morelia, es no ser más sancionado, exhibido o expulsado por sus correligionarios, y, una candidatura a diputado local para su hijo, Fausto Vallejo Mora.

En caso de que esas condiciones no se cumplan, Vallejo Figueroa no tendrá mayor empacho en impulsar, ya sea abierta o encubiertamente, a proyectos de otros institutos políticos, pues es bien sabido que ya cuenta con fichas en el PVEM y en Encuentro Social.

La pregunta es, ¿el PRI y Fausto irán juntos o separados en 2018?

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com