Los suspirantes… Panistas…, ¿divididos?

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Bien harían los panistas en sentarse a platicar y en tomar acuerdos desde ahora. Si no lo hacen así, un escenario que les venía pintando muy favorable podría tornarse a la postre en adverso

Bien harían los panistas en sentarse a platicar y en tomar acuerdos desde ahora. Si no lo hacen así, un escenario que les venía pintando muy favorable podría tornarse a la postre en adverso

Si no son controlados los recientes ataques de lo antes denominados como “panistas tradicionales” hacia su joven jefe nacional, Ricardo Anaya, éstos podrían significar el principio del fin de las aspiraciones presidenciales del PAN para 2018

Morelia, Michoacán, 26 de octubre de 2016.- Si no son controlados los recientes ataques de los antes denominados como “panistas tradicionales” hacia su jefe nacional, Ricardo Anaya Cortés, éstos podrían significar el principio del fin de las aspiraciones presidenciales del PAN para 2018.

Está clara la intención del ex presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, cuando exige al queretano que defina cuáles son sus aspiraciones en torno a las próximas elecciones federales.

A la misma lógica obedece el fuego amigo que se ha disparado contra Ricardo Anaya al culparlo de una eventual división interna en el blanquiazul.

Todo indica que el calderonismo está preocupado por el aún incipiente, pero permanente crecimiento del dirigente nacional del PAN en las encuestas presidenciales, encareciendo una eventual negociación en la que hasta hoy todo diría que la candidata presidencial panista sería Margarita Zavala Gómez del Campo.

Sin embargo, me parece precipitado y creo que es un contrasentido, que en este momento Felipe Calderón y otros actores políticos panistas le apuesten a desgastar y a debilitar a un presidente partidista que viene fortalecido tras los triunfos electorales de este año.

Me parece que a estas alturas es equivocado pensar que de aquí al proceso electoral federal 2017-2018 los calderonistas tendrán tiempo de socavar, destituir y sustituir a Anaya Cortés, pero además, que les darían los tiempos para promover un dirigente afín y fuerte, para apoyar la candidatura presidencial de Margarita Zavala.

El actual dirigente nacional del PAN ha sido prudente; ha jurado y perjurado que la unidad panista está garantizada para las elecciones locales de 2017 y las federales de 2018. Yo lo que sé es que en política no hay nada seguro y que en este mismo momento está siendo tupido por fuego amigo.

Si los panistas de verdad quieren ganar la elección presidencial, lo primero que tendrán que hacer es ser pragmáticos, unificarse y también ser incluyentes, sobre todo con liderazgos regionales que también tienen sus aspiraciones y a los que olímpicamente han ignorado al polarizar la lucha entre sólo dos perfiles.

Hay, por ejemplo, dos gobernadores que traen buenos indicadores, sobre todo económicos, en sus respectivos estados, como Miguel Márquez Márquez en Guanajuato, y Rafael Moreno Valle en Puebla.

Bien harían los panistas en sentarse a platicar y en tomar acuerdos desde ahora. Si no lo hacen así, un escenario que les venía pintando muy favorable podría tornarse adverso.

COMENTAROS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com