Los suspirantes… Presidenciales buscan su némesis

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Así las cosas con nuestros suspirantes presidenciales, quienes en general, más allá de mostrarse como los estadistas que el país necesita, están exhibiendo sus carencias a través de un manejo político de muy, pero muy bajo nivel

Así las cosas con nuestros suspirantes presidenciales, quienes en general, más allá de mostrarse como los estadistas que el país necesita, están exhibiendo sus carencias a través de un manejo político de muy, pero muy bajo nivel

Con el mero afán de publicitarse y ganar espacios en los medios de comunicación, desde hace unos días varios aspirantes presidenciales –haciendo gala de una política de muy bajo nivel- están buscando pleitos que les permitan posicionarse entre la opinión pública

Morelia, Michoacán, 30 de noviembre de 2015.- Con el mero afán de publicitarse y ganar espacios en los medios de comunicación, desde hace unos días varios aspirantes presidenciales –haciendo gala de una política de muy bajo nivel- están buscando pleitos que les permitan posicionarse entre la opinión pública.

El más profesional en estas lides es sin duda el líder, fundador y dictador del Morena, Andrés Manuel López Obrador, al que ya sólo le falta retar a debatir a estadistas extranjeros, porque en México –según él- ya no tiene más rival que el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, pero en contraparte se niega a debatir públicamente con quienes sí podrían ser sus contendientes presidenciales en 2018.

Recientemente la ex diputada federal Margarita Zavala Gómez del Campo hizo lo propio al invitar a un debate al tabasqueño y ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, pero el dos veces aspirante presidencial se negó, argumentando que la panista no es más de un apéndice del ex mandatario federal, Felipe Calderón Hinojosa.

En respuesta el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, calificó a López Obrador como “misógino” y lo retó a debatir, pero una vez más, el ex dirigente estatal del PRI en Tabasco eludió la confrontación con el jefe nacional del blanquiazul, argumentando que “está muy pollo” y que él con quien quiere debatir es con Salinas de Gortari.

¡Sí cómo no!, dirían los que saben, pero en realidad lo que ocurre es que panistas, priístas e independientes buscan elevar su posicionamiento a expensas de debatir con un personaje tan peculiar como el líder de Morena, porque saben que tiene varios puntos vulnerables y que a sus costillas pueden crecer en las encuestas.

Eso lo sabe el propio Andrés Manuel, quien será lo que quieran, pero trata de salir bien librado de esos retos con frases que él y sus seguidores consideran ingeniosas y retando a debatir a alguien como Carlos Salinas, uno de los más visibles líderes del Grupo Atlacomulco, simple y sencillamente porque sabe que él nunca va a aceptar, ni siquiera a tomar en cuenta su demanda. ¿Recuerda usted de quién es la frase “los veo, pero nos los oigo”?

Todavía después de todo este pasaje, la propia Margarita Zavala volvió a salir a los medios de comunicación a decir que su rival a vencer en las próximas elecciones presidenciales será López Obrador.

¡En fin!, y ya que andamos en esto de analizar a los aspirantes presidenciales que a toda costa buscan su antítesis, o su némesis, para elevar su popularidad. El gobernador independiente de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, alias “El Bronco”, se destapó ahora sí abiertamente como aspirante a la Presidencia de la República en 2018 y nombró como sus contrapartes al ex gobernador de su estado, Rodrigo Medina de la Cruz, así como a la familia de este, empresarios y medios de comunicación.

¡Pobre hombre tan sufrido! Ahora resulta que acaba de ganar la elección, pero no conforme con anunciar que puede dejar en dos años y medio el cargo de seis años para el cual fue electo, se cura en salud y se hace pasar por víctima de medio mundo. Así, si no llega a la candidatura o a la Presidencia de México, ya tiene justificación ante un posible fracaso.

Así las cosas con nuestros suspirantes presidenciales, quienes en general, más allá de mostrarse como los estadistas que el país necesita, están exhibiendo sus carencias a través de un manejo político de muy, pero muy bajo nivel.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com