Los suspirantes… Víctor Silva, ¿arroz de todos los moles?

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
De entrada trae un discurso propositivo, pero ya veremos con el tiempo cómo evoluciona en su encomienda. De ello depende que se mantenga vigente para buscar otra vez la gubernatura en 2021. ¿Le alcanzará?

De entrada trae un discurso propositivo, pero ya veremos con el tiempo cómo evoluciona en su encomienda. De ello depende que se mantenga vigente para buscar otra vez la gubernatura en 2021. ¿Le alcanzará?

Tras casi una década en la banca, Víctor Silva Tejeda ha resurgido en las filas del PRI y se ha vuelto a lo largo de los últimos casi cinco años “el arroz de todos los moles” para el tricolor. Así, el por segunda vez diputado federal ha sido nombrado recientemente dirigente estatal de su partido.

Morelia, Michoacán, 22 de diciembre de 2015.- Tras casi una década en la banca, Víctor Silva Tejeda ha resurgido en las filas del PRI y se ha vuelto a lo largo de los últimos casi cinco años “el arroz de todos los moles” para el tricolor. Así, el por segunda vez diputado federal ha sido nombrado recientemente dirigente estatal de su partido.

El nacido en Tancítaro en 1956 fue a finales de los ochentas y durante los noventas director administrativo de delegaciones federales en Michoacán, subsecretario de Gobierno, secretario particular del gobernador Ausencio Chávez Hernández, oficial mayor, subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, una vez diputado federal, una vez diputado local y dirigente estatal del PRI.

Durante la transición, entre 2000 y 2010, Víctor Silva desapareció del escenario político, y fue hasta la segunda mitad de 2010 y 2011 cuando reapareció, por lo menos mediáticamente, aunque en ese momento sin un grupo fuerte y consolidado que lo respaldara.

Para 2011 se presentó como aspirante a la gubernatura, pero cedió en sus aspiraciones a favor de Fausto Vallejo Figueroa, quien a la postre se convirtió en gobernador. Lo que pasó después ya es otra historia.

Sin embargo, en esa ocasión Silva Tejeda negoció para él la diputación local plurinominal número 1 y la Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso del Estado durante el primer año de la 72 Legislatura.

Al término de esa encomienda como representante del Poder Legislativo de Michoacán, de inmediato fue convocado en febrero de 2013 para convertirse en delegado federal de la Sedesol, desde donde una vez más trabajó, ahora con más fuerza para buscar la candidatura al gobierno de Michoacán.

Una vez más, las cúpulas no decidieron a su favor en enero de 2015, y Víctor Silva accedió a dejar la candidatura en el senador Ascensión Orihuela Bárcenas (de cuya aventura ya platiqué hace unos días), pero no sin antes negociar una diputación federal plurinominal.

Ya en la Cámara de Diputados, el nacido en Tancítaro –aunque más identificado con Los Reyes-, se convirtió en coordinador de los diputados federales del PRI por Michoacán, y ahora, más recientemente, su líder nacional, Manlio Fabio Beltrones, lo nombró dirigente estatal del tricolor.

Contrario a lo previsto en los estatutos priístas, Víctor Silva Tejeda se ha convertido por decisión de su dirigencia nacional en líder estatal por segunda ocasión, dejando afuera de esa posición a Agustín Trujillo Íñiguez, incondicional de Chon Orihuela, así como a los grupos de Jesús Reyna García y Fausto Vallejo.

Su ventaja es que no está peleado con ninguno de ellos, pues a lo largo de los últimos años ha venido navegando con bandera blanca entre todos los equipos al interior del tricolor, y tampoco se ha peleado con los de afuera; seguramente por eso es que Manlio Fabio lo vio como el perfil ideal para oxigenar al priísmo en Michoacán.

De entrada, Víctor Silva trae un discurso propositivo, pero ya veremos con el tiempo cómo evoluciona en su encomienda. De ello depende que se mantenga vigente para buscar otra vez la gubernatura en 2021. ¿Le alcanzará?

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com