Los suspirantes… Vuelve a la carga el maquiavélico PRI

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Más allá de la estrategia del PRI, a Moreno Valle y Silvano Aureoles les conviene el debilitamiento del PAN, pues para ambos crecen las remotas expectativas de convertirse en candidatos presidenciales, y si no, por lo menos adquieren mayor presencia y margen para la negociación de posiciones

Más allá de la estrategia del PRI, a Moreno Valle y Silvano Aureoles les conviene el debilitamiento del PAN, pues para ambos crecen las remotas expectativas de convertirse en candidatos presidenciales, y si no, por lo menos adquieren mayor presencia y margen para la negociación de posiciones

El partido más beneficiado con la salida de Margarita Zavala de las filas panistas, es precisamente el tricolor, porque en automático se divide el voto del PAN y se fragmenta más el voto contra el partido oficial, en perjuicio del Frente y del que hasta hoy es el candidato a vencer: Andrés Manuel López Obrador

Morelia, Michoacán, 10 de octubre de 2017.- Para quienes lo daban por muerto, ha vuelto a la carga el maquiavélico PRI, y a partir de las próximas semanas comenzará su reposicionamiento con base en la fragmentación del voto a través de los candidatos independientes, así como el debilitamiento del PAN y, consecuentemente, del Frente Ciudadano por México. Es decir, la misma fórmula del Estado de México.

Quienes pretendan ver la política como un juego de damas chinas, entre fichas blancas y negras, están muy equivocados. La política es mucho más compleja, como el ajedrez –o más-, y por eso no cualquiera la comprende; la gran mayoría la entiende mal.

El partido más beneficiado con la salida de Margarita Zavala Gómez del Campo de las filas panistas, es precisamente el tricolor, porque en automático se divide el voto del PAN y se fragmenta más el voto contra el partido oficial, en perjuicio del Frente y del que hasta hoy es el candidato a vencer: el dueño nacional del Morena, Andrés Manuel López Obrador.

No sólo eso, aunque de manera inmediata no le alcance al PRI para estar en los dos primeros lugares, el escenario se está configurando para que eventualmente así sea, y llegada la etapa final de las campañas, los simpatizantes del PAN y de algunos de los candidatos independientes prefieran dar su voto útil en favor del tricolor, y no del tabasqueño.

Hay que decirlo de manera muy clara -para que en la etapa de campañas, y después de ellas, nadie se diga sorprendido-: Si bien, tras su campaña permanente de 17 años López Obrador ha logrado un consistente primer lugar en las encuestas, hay dos factores que le afectarán iniciando la etapa formal de proselitismo: 1) Los otros partidos o coaliciones ya contarán con candidatos; y, 2) Él es el más conocido entre todos, con casi el 100%, pero también el más rechazado, lo que se traduce en un escaso, casi nulo, margen de crecimiento.

Eso es algo que también pretende capitalizar el PRI, que tiene por ahora en su baraja para elegir entre el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña –ex funcionario del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa-; el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer; el secretario de Salud, Jesús Narro Robles; y, con menos posibilidades el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Por lo que se refiere a todo el drama que se ha armado por parte de Margarita Zavala, y su esposo el ex presidente de México, Felipe Calderón, contra el jefe nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, –que mañosamente varios medios nacionales de comunicación nos han hecho ver como una telenovela entre “malos” y “buenos”, con un “villano, ruin y despiadado” y una “víctima, inocente y angelical”- ésta no es más que otra de las vertientes del mismo plan priista.

¿O a poco usted cree que fue coincidencia que hayan sido precisamente seis senadores que fueron parte del gabinete calderonista –entre ellos el poblano y aspirante a gobernador, Javier Lozano Alarcón, y el michoacano Salvador Vega Casillas– los que traicionaron a la bancada panista en el Senado y negociaron con el PRI para imponer como presidente de la Mesa Directiva a Ernesto Cordero Arroyo?

Tampoco es casualidad que otros dos políticos muy cercanos al presidente Enrique Peña Nieto se hayan sumado al plan de Margarita Zavala para descalificar a Ricardo Anaya. Estoy hablando del ex gobernador panista del estado de Puebla, Rafael Moreno Valle, y del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

Ahora ambos hacen giras en varios medios de comunicación nacionales para exigir que Ricardo Anaya y la dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales Madaleno, definan ya el método de elección del candidato o la candidata presidencial; que declaren públicamente si quieren ser candidato a la Presidencia y candidata al gobierno de la Ciudad de México, respectivamente; t si es así que renuncien a sus cargos. Además, pretenden que cambie la correlación de fuerzas entre los partidos del Frente ahora que Margarita ya no está en el PAN.

Es decir, están demandando algo que por ley, de acuerdo con el Código Electoral, no es exigible en estos momentos. El plazo para registrar la coalición del Frente Ciudadano por México y definir el método de elección de sus abanderados o abanderadas vence hasta el 13 de diciembre. O sea, en dos meses más.

Más allá de la estrategia del PRI, a Moreno Valle y Silvano Aureoles les conviene el debilitamiento del PAN, pues para ambos crecen las aún remotas expectativas de convertirse en candidatos presidenciales, y si no, por lo menos adquieren mayor presencia y margen para la negociación de posiciones, sin dejar de lado que pese a su salida de las filas panistas, la “sufrida” Margarita no ha sido descalificada para convertirse de todos modos en la candidata a la Presidencia del Frente, una candidata que eventualmente operaría de manera indirecta para ese maquiavélico PRI.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

TAMBIÉN LE SUGERIMOS:

Los suspirantes… ¿Cómo va Morelia Noreste?