Los suspirantes… Round para Clinton

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Por lo pronto, como les gusta a los vecinos del norte, esta carrera presidencial ha resultado un show mediático con muy altas audiencias, que fácilmente compite con las más populares justas deportivas

Por lo pronto, como les gusta a los vecinos del norte, esta carrera presidencial ha resultado un show mediático con muy altas audiencias, que fácilmente compite con las más populares justas deportivas

Los resultados, por supuesto, dejan satisfechos a todos aquellos que califican a Donald Trump, el candidato republicano, como un racista, egocéntrico, ignorante, absurdo, obcecado y peligroso –entre otras cosas- político y empresario

Morelia, Michoacán, 28 de septiembre de 2016.- El debate del pasado lunes entre los candidatos presidenciales de Estados Unidos no sólo fue el más visto de la historia en el vecino país del norte –con una audiencia aproximada de 80.9 millones de personas-, también debe ser, sin duda alguna, el ejercicio de este tipo en suelo estadounidense que más interés ha captado en México y otros países del mundo.

Los resultados, por supuesto, dejan satisfechos a todos aquellos que califican a Donald Trump –el candidato republicano-, como un racista, egocéntrico, ignorante, absurdo, obcecado y peligroso –entre otras cosas- político y empresario.

Dicho por propios y extraños, la abanderada demócrata, Hillary Clinton, se llevó de calle el debate, al grado de que el prestigiado portal estadounidense Político enfatizó que el 80% de la audiencia –incluyendo simpatizantes demócratas y republicanos- la vio ganadora.

La misma fuente revela que de acuerdo con sus sondeos el 99% de los demócratas declaró el triunfo de su candidata, contra el 1% que la vio perder, mientras que entre los republicanos, el 57% reconoció la victoria de Clinton y sólo el 43% consideró que Trump ganó.

Por su parte, la también reconocida empresa PredictWise dio a conocer que el triunfo entre la audiencia del debate fue para la candidata demócrata, que antes del encuentro contaba con las preferencias del 69% de quienes verían la transmisión y al final terminó con el 73% de menciones favorables.

En tanto, CNN/ORC indica que las encuestas al final del debate también mostraron cifras contundentes a favor de Hillary Clinton, con un 62% que la vio ganar, contra un 27% que cree que el ganador fue Donald Trump.

Las cifras más conservadoras fueron mostradas por la encuestadora Public Policy Polling, que atribuyó la victoria a la demócrata con un 51%, contra un 40% que adjudicó la victoria al republicano.

De acuerdo con Bloomberg, el debate puede hacer una fuerte mella a las aspiraciones del republicano, ya que antes del mismo las encuestas mostraban a ambos candidatos empatados con el 46% de las preferencias. Ahora habrá que hacer nuevos sondeos formales.

Pero en este tema de la sucesión presidencial en Estados Unidos, aún no está todo dicho, aún quedan dos debates pendientes y la próxima cita es el 9 de octubre, cuando Trump aún tiene posibilidades de repuntar si es bien asesorado y corrige sus errores de la primera vez.

Por lo pronto, como les gusta a los vecinos del norte, esta carrera presidencial ha resultado un show mediático con muy altas audiencias, que fácilmente compite con las más populares justas deportivas.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com