Reflexiones e irreverencias “Worldwide Caution”

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Los problemas que enfrentamos globalmente hoy en día, son demasiado complejos. Y si los servidores públicos reconocen en un pueblo educado EL PRIMER PODER, transitaremos pacíficamente a una democracia participativa

En éste conflicto mundial no existen “angelitos” y salvadores de la democracia. Todos tienen un interés particular, individual o colectivo como naciones.

Las amenazas de ISIS ya han alcanzado a 60 países del orbe, incluyendo México, y dudo que nuestro gobierno federal tenga un protocolo adecuado ante una amenaza de tal magnitud, por lo que seguramente el norteño vecino,  prestará todo el apoyo económico, de espionaje, inteligencia, logístico y armamentista para proteger su frontera sur

Morelia, Michoacán, 26 de noviembre de 2015.- “Precaución en todo el mundo”, es el mensaje que están lanzando países aliados a la OTAN, luego de los ataque terroristas sufridos por los habitantes de la Ciudad Luz, y los visitantes turísticos de la depositaria de famosos monumentos y vasta historia, primer centro turístico mundial y segunda metrópoli demográfica europea.

Y es que no es para menos. El conflicto en Medio-Oriente, que ya ha sido señalado por muchos como el “inicio” de la Tercera Guerra Mundial, pone en claro que va para allá, dejando muy pocas dudas y esperanza de que no sea así.

Las amenazas de ISIS (Estado Islámico) ya han alcanzado a 60 países del orbe, incluyendo México, y dudo que nuestro gobierno federal tenga un protocolo adecuado ante una amenaza de tal magnitud, por lo que seguramente el norteño vecino, prestará todo el apoyo económico, de espionaje, inteligencia, logístico y armamentista para proteger su frontera sur.

Ésta, denominada ya por el Obispo de Roma, “Tercera Guerra Mundial a episodios”, día a día ofrece efectivamente nuevos capítulos, entre ellos el suscitado el pasado 13 de noviembre (13N) y fueron mucho más peligrosos y representativos éstos ataques terroristas en París, pues se veía venir “una equivocación”, “fuego amigo”, “error” o “tú la traes y no me la pegas” después de esos acontecimientos en combate por tierras Sirias contra el EI, y que de manera muy clara, muchos manifestaron su descontento en contra de la manipulación y/o desinformación por parte de los medios, al no brindar al mundo la dureza de imágenes de las miles de víctimas inocentes en Siria, que lleva desde el año 2011 sufriendo, muriendo, emigrando…mientras gran parte de la población mundial “sigue al pendiente de las ofertas de Liverpool” o las baratas de los tianguis según la economía familiar, por lo que considero que no es solamente causa de los medios de información el no tener conciencia del peligro bélico más acuciante después del último conflicto mundial de mediados de siglo pasado. Es también responsabilidad de cada ciudadano, mantenerse informado de lo que sucede en la llamada Aldea Global, pues como vulgarmente se dice, un estornudo al otro lado del mundo, llega con pulmonía al otro extremo.

Por lo pronto, el pasado 24 de noviembre, amanecimos con la noticia del derribamiento del avión ruso SU-22 y uno de sus helicópteros de rescate por parte de fuerzas armadas turcas, quienes, siendo “filiales” del Estado Ruso, obraron aparentemente tal acción contraviniendo esa alianza entre los dos Estados “amigos”. En otras palabras, ya cuando más de dos se suben al ring, no se sabe a quién se golpea, o cuando menos eso nos sirve de pretexto para dar golpes bajos hasta al que me cae mal, incluyendo al réferi.

Aparentemente, ese nuevo conflicto entre Rusia y Turquía, es “un arriba y abajo el telón” en ésta, que desgraciadamente no es ninguna obra de teatro. Reviste a mi juicio un capítulo mucho más cercano al desenlace final esperado por los grandes estudiosos de la Geopolítica, así que no es un hecho de decenas más y ya. No, no lo considero así, pues no olvidemos que Turquía es país miembro de la OTAN, a la cual, se acogió de manera inmediata, antes de dar cualquier explicación al gobierno Ruso por ese ataque a su milicia aérea, acogiéndose al Artículo 5º. que a la letra dice:

Art. 5.° Las Partes convienen en que un ataque armado contra una o varias de ellas, ocurrido en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas, y, en consecuencia, convienen en que si tal ataque se produce, cada una de ellas, en el ejercicio del derecho de legítima defensa, individual o colectiva, reconocido por el art. 51 de la Carta de las Naciones Unidas, asistirá a la Parte o Partes atacadas tomando individualmente, y de acuerdo con las otras medidas que juzgue necesarias, comprendido el empleo de las fuerzas armadas para restablecer la seguridad en la región del Atlántico Norte.

Ante lo cual, Vladimir Putin, fue contundente al calificar el hecho como “una puñalada por la espalda” y que ese acto TRAERÍA CONSECUENCIAS. ¿Será que se “dejen de hablar” y se saquen la lengua cuando se vean en foros internacionales?

Desgraciadamente a mi parecer NO, Putin habló como el estadista que es, y EUA “obligado” por la OTAN, en caso del desquite del Oso poderoso, defenderá a Turquía en una muy cercana e  inminente respuesta bélica de Rusia, ante el acontecimiento registrado el pasado 23 de noviembre en donde dos de sus pilotos de guerra, fueron abatidos, cuando menos en sus portentos aéreos, mientras su suerte aún no se clarifica.

Los vaticinios, de expertos en Geopolítica, parece que desgraciadamente van encaminados a una devastación mundial. El conflicto de falsa bandera, iniciado con la mal llamada “Primavera Árabe” utilizando mercenarios que como tales, se van con el mejor postor y ése, hasta ahora ha sido el Tío Sam, terminará finalmente “oficializando” ese temido pero aún desconocido para muchos, conflicto bélico mundial, en donde los protagonistas principales lo serán esos rivales históricos de la era moderna: Rusia y aliados vs  EUA y aliados. Ambos bandos, con un potencial armamentístico capaz de no dejar piedra sobre piedra una vez desatada la guerra.

Por otra parte, no olvidemos que Rusia apoya el régimen dictatorial de Bashar Al Assad y EUA, como siempre, “el juez y redentor del mundo”, su derrocamiento.

De igual manera no perdamos de vista al Estado de Israel, el cual muy pronto tendrá una mayor injerencia bélica, en todos estos acontecimientos y…nuevamente, el Súperman, defensor de los oprimidos, se aliará con ellos, seguramente en defensa de un ataque de Rusia contra el milenario pueblo hebreo.

Así que tarde que temprano, se enfrentarán esas dos fuerzas, que, aliadas por el momento contra ese enemigo común e invisible, o cuando menos, territorialmente indefinido en su ubicación (solamente localizado en los bastiones de países árabes), lo cual lo hace multiplicar su peligrosidad al dispersarse por el mundo entero.

Así que, debemos tener responsabilidad y conciencia de que vivimos momentos de gran tensión, por lo que me pregunto: ¿Dónde están las manifestaciones públicas de la sociedad a nivel global en contra de esa, ya inminente guerra?. ¿Dónde se encuentran esos activistas por la paz mundial? ¿En dónde se encuentra esa sociedad norteamericana del país redentor? ¿Necesitamos a la generación Hippie para manifestarnos por el “Amor y Paz”?. Músicos, estrellas de rock, líderes de opinión, intelectuales, académicos, activistas sociales, líderes religiosos locales, políticos, artistas, escritores… ¿Dónde están?

Tal parece que seguimos perdidos en lo banal y no quiero decir con ello, que los problemas locales sean de menor importancia, por supuesto que no. Pero…en estos históricos momentos, considero que hay prioridades, sin descuidar a toda la mafia en el mundo que nos gobierna en prácticamente todos los países de la tierra.

En el caso de nuestro país, no debemos dejar atrás lo que acontece localmente, no debemos dejar de estar informados y ACTUAR en consecuencia en el diario devenir de nuestros problemas internos, pero sin obviar la gran bola de fuego que se viene gestando globalmente.

En éste conflicto mundial no existen “angelitos” y salvadores de la democracia. Todos tienen un interés particular, individual o colectivo como naciones.

¡Hipócritas! (los dirigentes de todos los bandos, que no los pueblos hermanos).

Así que no nos dejemos engañar y manifestemos nuestro oprobio por lo que está aconteciendo y que nos afecta a TODOS.

Es momento de ACTUAR y no lo veo, y si me apuran tantito… también debemos orar.