“Renunciar a la tentación de la urgencia” / Alejandro González Cussi

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor es candidato a Doctor en Derecho; asesor jurídico de la FUCIDIM; secretario del Consejo Directivo de la USEM; y, consejero ciudadano de la CEDH

El autor es candidato a Doctor en Derecho; asesor jurídico de la FUCIDIM; secretario del Consejo Directivo de la USEM; y, consejero ciudadano de la CEDH

Se requieren ciudadanos, muchos, que encabecen proyectos…no solo figuras, ni iluminados…sino líderes con credibilidad, frescura y congruencia que inspiren a los otros semejantes de a pie, a esos que no solo parezcan buenos sino que lo sean, a participar y ocuparse en lo que nos une y no en lo que nos hace distintos

 –

Morelia, Michoacán, 11 de abril de 2015.- El período electoral se caracteriza por su fugacidad, su intensidad…cierto hostigamiento publicitario, proselitista…por su implacable negociación de intereses y posturas. Tiempo en el que emerge la tentación de querer brindar respuesta y solución en poco tiempo a los problemas y situaciones que se han enquistado desde hace mucho en nuestra realidad…

Ante ello, se requieren ciudadanos, muchos, que encabecen proyectos…no solo figuras, ni iluminados…sino líderes con credibilidad, frescura y congruencia que inspiren a los otros semejantes de a pie, a esos que no solo parezcan buenos sino que lo sean, a participar y ocuparse en lo que nos une y no en lo que nos hace distintos. En una y otra posición…en lo más profundo del torrente sanguíneo de la sociedad, teniendo la capacidad de lograr que cada cual baje su bandera y su causa para que se vea el proyecto común.

Muy protagonistas de su tiempo, pero que estén seguros que estamos llamados a trascenderlo, y por tanto a impregnar de calma y fondo el activismo político desenfrenado…que sepan el qué y el para qué de su frenesí y de su impulso. Que estén ciertos de que el paso firme viene dado por la cotidianidad y el trabajo constante y esforzado del día a día… no de la apantallante coyuntura política, menos la electoral…que sepan ir despacio porque tienen certeza de que vamos lejos.

Convencidos que los proyectos políticos que perduran son los que descubren el común denominador y tienen clara noción de lo que se quiere conservar, de lo que se quiere desterrar y lo que se necesita construir…y eso implica audacia intelectual y capacidad de reinventar la política dotándola de nuevo sentido…integrando a toda la gente decente que comparta ese cosquilleo de transformación social hacia una dirección definida. Aglutinando las aspiraciones de una ciudadanía que tiene obligación de madurar en su formación y en su conciencia, sin caer en el mito absoluto de la sociedad civil.

En definitiva pasar de la política de la mera protesta que nace como pregunta y no como respuesta…de la arenga a los hechos…de la auténtica emoción a la causa.

Sí, de esa emoción que los indignados del 15m en España hablan y que “hace que el dolor se convierta en saber, el saber en querer, el querer en poder y el poder en hacer”…eso no lo he visto en este inicio de campañas…México y Michoacán reclaman compromiso sostenido y no atajos coyunturales…tiempo y espacio.

  • El autor es abogado y consejero ciudadano de la CEDH.