Arranca en Morelia Primer Simposio Nacional de Vehículos Eléctricos

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El Primer Simposio Nacional de Vehículos Eléctricos es convocado por el investigador nicolaita Norberto García Barriga, adscrito a la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Michoacana

El Primer Simposio Nacional de Vehículos Eléctricos es convocado por el investigador nicolaita Norberto García Barriga, adscrito a la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Michoacana

Los argumentos políticos, un obstáculo para la innovación en vehículos eléctricos, advierte Germán Carmona Paredes, pionero en la investigación de automotores eléctricos

Morelia, Michoacán, 14 de abril de 2016.- Pese a que la investigación sobre automotores impulsados por energía eléctrica comenzó en el país en 1997 en la Universidad Nacional Autónoma de México, su desarrollo y consolidación se ha retrasado por el cambio de políticas gubernamentales y poco presupuesto en este rubro, afirmó el pionero en el rubro, investigador adscrito al Instituto de Ingeniería de la UNAM, Germán Carmona Paredes.

Durante el 1er Simposio Nacional de Vehículos Eléctricos, convocado por el investigador nicolaita Norberto García Barriga, adscrito a la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Carmona Paredes expuso ante centenares de jóvenes y docentes de todo el país, reunidos en el Centro de Información Arte y Cultura, los devenires de su proyecto, el cual ha desarrollado a lo largo de 20 años.

Explicó que fueron varios los modelos de autos, minibuses y camionetas de carga las que se desarrollaron en la UNAM con su participación durante ese lapso; describió cómo las políticas sobre la emisión de gases contaminantes a la atmósfera ha venido apoyando este tipo de investigación, pese a que por incidentes ajenos a ella, los gobiernos del Distrito Federal han frenado el uso público de los mismos, ahora en el presente es una necesidad urgente el multiplicar el número de investigadores en el tema y dedicar un mayor presupuesto, si se quiere cumplir con la meta fijada a nivel internacional para el 2025, de reducir la emisión de gases contaminantes en la atmósfera y frenar así el calentamiento global.

Hasta ahora, en lo que a innovación científica se refiere, afirmó, el obstáculo más grande es el almacenamiento de energía, esto es, cuántas baterías se necesitan para hacer el automóvil independiente durante un recorrido largo sin necesidad de recarga.

En los últimos 15 años las baterías han evolucionado de las hechas a base de plomo ácido a las de níquel-cadmio, níquel-hidruros metálicos y varios tipos de baterías de litio, litio-polímero o litio-fosfato. El reto es que sean cada vez más eficientes durables y ligeras.

Por otro lado, es necesario que el gobierno cree nuevas normas y disminuya impuestos, por ejemplo, para hacer más accesible la compra de los primeros vehículos híbridos y eléctricos que comienzan a salir a la venta en México.

En el caso del Volkswagen que hizo para su uso personal hace 15 años con baterías de plomo ácido, se logra una autonomía de 60 o 70 kilómetros, sin embargo su proceso de carga es lento. Los automóviles más modernos, como el mini eléctrico con baterías de litio, tienen una autonomía de 140 kilómetros con tiempos de recarga, en estaciones robustas, de 3 horas y media desde 0 hasta 100 por ciento. En ambos casos, es suficiente para un recorrido diario promedio en la ciudad.

Externó a los asistentes al Simposio, que es clave preguntarse al momento de investigar sobre el almacenamiento de energía para automotores cuáles son las necesidades reales del consumidor, puesto que de nada sirve un vehículo que alcance una velocidad de 120 kilómetros por hora, si va a ser usado en un medio urbano en donde no se rebasan los 60 kilómetros por hora.

En ese sentido, afirmó, para centenares de personas que usan su vehículo para ir a trabajar o para uso de un transporte público eléctrico, el diseño de su automóvil sedán, que inventó hace 15 años y sigue en uso, sería suficiente.

Germán Carmona Paredes trabaja desde el 2013 en la evaluación del Mini E, un auto de la BMW, en pruebas de desempeño, de las cuales ha sacado conclusiones interesantes. Entre ellas, dio a conocer que el rendimiento del vehículo es de 4.2 kilómetros por kilowatt (kWh) hora o 24.1 kWh por cada 100 km.

Lo anterior se traduce en costos de 0.75 pesos por kilómetro recorrido y, tomando en cuenta la tarifa domiciliaria más alta de la Comisión Federal de Electricidad, que es de 3.1 pesos por kWh, un auto similar, de combustión interna, tiene un costo de operación del doble, es decir, un peso con cincuenta centavos.

De manera previa a la conferencia, tuvo lugar la ceremonia inaugural, en la que Luis Gabriel Torreblanca Rivera, Director Adjunto de Desarrollo Tecnológico e Innovación, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) afirmó que México ocupa el lugar número 7 en relación a otros países en la fabricación y ensamble de vehículos con una producción anual de tres millones y que para el año 2020 se espera incrementarla a 5 millones.

En esta industria, añadió, la producción de automóviles da a empleo al 14 por ciento de los mexicanos en edad de trabajar, por lo que Conacyt se encuentra interesado en la investigación y formación de recursos humanos preparados para innovar y desarrollar dicha industria, para cumplir con las normas que para el año 2025 entrarán en materia de combustión interna.

Felicitó tanto al organizador del Simposio como al secretario Académico de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Jaime Espino Valencia -quien acudió al evento con la representación del rector Medardo Serna González-, por realizar este tipo de eventos “con visión de futuro”.

Por su parte, Espino Valencia comentó que las instituciones de educación superior deben sembrar la inquietud en los jóvenes estudiantes para mejorar lo que existe en su mundo, al tiempo que cuidan el medio ambiente.

Se necesita crear una sinergia –dijo- entre el avance tecnológico y la posibilidad de mantener al mismo tiempo intacto el medio ambiente, por lo que aportar en eficiencia energética y hacer uso de ella, debe ir ligado a la investigación del cuidado del ecosistema que lleva consigo su implementación.

Estuvieron presentes además, el gerente de la Comisión Federal de Electricidad, División Centro Occidente, Gustavo García Huirache; el director de Medio Ambiente y Sustentabilidad del ayuntamiento de Morelia, Marco Tulio Campos Vargas; el coordinador de la Investigación Científica de la Casa de hidalgo, Raúl Cárdenas Navarro y la directora de la Facultad de Ingeniería Eléctrica, Elisa Espinosa Juárez.