Autismo, un problema de salud pública

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En Michoacán carecemos de lugares en donde haya una atención específica para ellos. Esto, a pesar de que en la legislación vigente ya hay una ley que protege los derechos de las personas con autismo, que les garantiza una educación y atención gratuitas

En Michoacán carecemos de lugares en donde haya una atención específica para ellos. Esto, a pesar de que en la legislación vigente ya hay una ley que protege los derechos de las personas con autismo, que les garantiza una educación y atención gratuitas

Aprovechando que este 2 de abril se conmemora el “Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo”, es necesario un llamado a los gobiernos a sensibilizarse más en este tema, a entender que se trata ya de un problema de salud pública, pues hay cifras que indican que son entre un 6 y hasta 10% de la población quienes presentan esta condición, con la que vivirán siempre

Morelia, Michoacán, 02 de abril de 2017.- Hay personas que se pasan buscando la cura para el autismo de sus hijos y aunque se les dice que esto no tiene “cura”, porque no es una enfermedad, no lo entienden y buscan terapias alternativas y cuánta cosa les pasa enfrente, gastando dinero, energías y provocándose una enorme frustración de no obtener los resultados prometidos.

Esto es un gran problema porque dejan de lado las terapias que sí tienen una comprobación científica de que funcionan, y se pierde tiempo muy valioso para los hijos.

Todo esto es resultado de la ignorancia de los padres, de no querer informarse como debe ser y por ello son fácilmente enganchados por pseudo especialistas, por charlatanes que aseguran una cura o mejoría inmediata de sus hijos si toman un brebaje, si se untan una pomada, si se inyectan o trasplantan células, si hacen terapias de ozono y oxígeno, si nadan con delfines o andan a caballo.

Recordemos que un diagnóstico temprano es un enorme avance y si a esto le sumamos una intervención temprana, los pronósticos para el niño con autismo se elevan enormemente.

Es muy común en nuestro país encontrarnos con psicólogos, neurólogos, pediatras o psiquiatras que no tienen la capacidad para atender y entender el autismo.

En Michoacán, además, carecemos de lugares en donde haya una atención específica para ellos. Esto, a pesar de que en la legislación vigente ya hay una ley que protege los derechos de las personas con autismo, que les garantiza una educación y atención gratuitas.

Pero la realidad es otra muy distinta.

No hay escuelas, ni públicas, ni privadas que tengan la experiencia para atender a esta parte de la población, tampoco hay escuelas especiales que den atención especializada a niños y jóvenes con autismo.

Esto, aunado a la escasa información que hay en sitios como Internet, y que la información que hay muchas veces es equivocada, o muy equivocada y hasta mal intencionada, genera una situación de incertidumbre en los padres y familiares que han recibido el diagnóstico de su hijo.

Muchas familias se encuentran a la deriva y esto les genera una mayor angustia y miedo, al no saber cómo enfrentar el autismo.

Aprovechando que este 2 de abril se conmemora el “Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo”, es necesario un llamado a los gobiernos a sensibilizarse más en este tema, a entender que se trata ya de un problema de salud pública, pues hay cifras que indican que son entre un 6 y hasta 10% de la población quienes presentan esta condición, con la que vivirán siempre.

Por ello es indispensable contar con los espacios idóneos para ellos y que se puedan lograr los avances que debemos que se pueden tener cuando son correctamente atendidos.