Llega Facultad de Historia de la UMSNH a los 43 años

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Un privilegio tener una institución con una comunidad numerosa, infraestructura y programas acreditados, mencionó Gómez Mendoza

Un privilegio tener una institución con una comunidad numerosa, infraestructura y programas acreditados, mencionó Gómez Mendoza

Es un privilegio poder ser parte de una institución en crecimiento, en donde por sus acreditaciones e infraestructura se coloca entre las mejores del continente, afirmó el secretario Administrativo y ex director de la Facultad de Historia, Oriel Gómez Mendoza

Morelia, Michoacán, 18 de noviembre de 2016.- Actualmente casi la totalidad de las facultades de Historia en América Latina se encuentran en crisis, debido a la falta de interés de la sociedad por su estudio y las tendencias globalizadoras que buscan en las universidades tecnología e investigación en otros campos, afirmó el secretario Administrativo y ex director de la Facultad de Historia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Oriel Gómez Mendoza, al afirmar que es un privilegio poder ser parte de una institución en crecimiento, en donde por sus acreditaciones e infraestructura se coloca entre las mejores del continente.

Durante el acto central de conmemoración del 43 Aniversario de la  Facultad de Historia y con la representación del rector Medardo Serna González, Oriel Gómez externó su satisfacción por regresar a su casa de estudios en la que laboró durante casi 13 años, al lado de exdirectores, docentes, investigadores presentes así como con la ahora directora, Tzutzuqui Heredia Pacheco.

Destacó, en presencia de los directores de la DES de Humanidades, que ha sido la unidad y el diálogo lo que ha permitido a las Facultades de Letras, Filosofía, Bellas Artes e Historia, obtener resultados positivos de gestiones que en un principio se consideraban secundarias ya que el impulso e interés de la sociedad actual se centra en aquellas áreas del conocimiento que tienen una aplicación en el desarrollo social y económico, sin embargo -recordó- son importantes los logros que desde hace tres años a la fecha se han obtenido en el área, como el intercambio de materias, la realización de foros y eventos conjuntos en favor de los alumnos nicolaitas.

Resaltó que el valor de las Ciencias Históricas radica en el poder de crítica, el conocer el pasado para afrontar el presente, reconocerlo con una visión abierta desde muchas miradas, por lo que augura para la Facultad de Historia en la Casa de Hidalgo, mayores estadios de consolidación en los próximos años.

La directora de la Facultad, Tzutzuqui Heredia, resaltó los logros obtenidos desde la decisión de acreditar su programa, lo cual hizo a la comunidad que actualmente cuenta con 300 alumnos, revisar sus programas académicos, sus procesos, la infraestructura, la capacitación de sus docentes, el apoyo al a investigación así como tomar las medidas necesarias para certificar su biblioteca.

Procurar la vinculación externa con el Colegio de Bachilleres, Archivo de Notarías y del Poder Ejecutivo para consulta, coedición de libros y artículos como para las prácticas profesionales de sus alumnos, son otras acciones que partieron de la acreditación de su programa de licenciatura, además de la creación de un posgrado de alto nivel, en beneficio de sus egresados e investigadores, explicó la directora.

Tzutzuqui Heredia hizo un agradecimiento especial a los directores del Museo del Estado, del Archivo del Poder Ejecutivo y de la Universidad de Morelia, antes Poliforum Digital, por su respeto y espíritu solidario con la Casa de Hidalgo y la Facultad al prestar sus instalaciones para que durante la toma ilegal que sufriera a inicios de ciclo escolar la Casa de Estudios, sus alumnos no perdieran clases.

Espacios en casas de particulares, de profesores y alumnos se abrieron generosamente a la Facultad para no interrumpir su programa de estudios, afirmó, lo cual llena de agradecimiento y respeto a la comunidad nicolaita, un reconocimiento para profesores quienes continuaron dando clases y la seriedad con que los alumnos tomaron esa oportunidad para su formación.

Con la presencia de los representantes de sección de los sindicatos de profesores y trabajadores administrativos de la Facultad de Historia, invitados especiales que incluyeron a integrantes de la administración central, ex rectores e investigadores, el profesor Alonso Torres Aburto, hizo uso de la palabra a nombre de los académicos de la Facultad, intervención prevista como orador oficial del evento.

Durante la misma, Torres Aburto recordó el origen de la idea de certificación de las instituciones de educación superior en el mundo, a partir de un documento emitido por el Banco Mundial en 1994, en donde se expresa la intención de esta instancia internacional de apoyar en lo subsecuente a los gobiernos que pusieran como una prioridad la educación superior en sus programas de gobierno.

Explicó que a partir de ese pronunciamiento y el ingreso de nuestro país a la Organización de Cooperación para el Desarrollo (OCDE), iniciaron los procesos en las universidades para certificar sus programas educativos, mejorar su infraestructura, capacitar a los maestros y determinar el ingreso de los estudiantes a sus aulas a través de exámenes de admisión acordes con la materia que pretendían estudiar.

Poco después, narró Torres Aburto, surgió el CENEVAL, como una instancia externa a las universidades que daría garantía de la capacidad del alumnado para disminuir la deserción escolar y garantizar la eficiencia terminal de las diferentes carreras ofrecidas por las universidades en México.

El también exdirector de la Facultad de Historia, coincidió con Tzutzuqui Heredia al señalar que gracias a estos requerimientos, esta dependencia universitaria ha mejorado sustancialmente, así como se ha logrado elevar la calidad de la educación que se ofrece en la Casa de Hidalgo.

Durante el evento participaron la Escolta y Banda de Guerra de la UMSNH, así como el Ensamble de Metales de la Facultad Popular de Bellas Artes, quienes interpretaron cuyos doce integrantes interpretaron “Armonías del Desierto de Sonora”, “Dios nunca muere” , “Popurrí Purépecha” y “La Bikina”.