México cuenta con potencial para generar tecnología propia: Medardo Serna

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Las Universidades Públicas Estatales hemos incrementado de forma sustancial nuestras capacidades científicas y tecnológicas, sin embargo en el área de patentes y tecnologías propias tenemos un rezago en los últimos 10 ó 15 años: Serna González

Las Universidades Públicas Estatales hemos incrementado de forma sustancial nuestras capacidades científicas y tecnológicas, sin embargo en el área de patentes y tecnologías propias tenemos un rezago en los últimos 10 ó 15 años: Serna González

Falta de organización e infraestructura, los principales obstáculos afirma el rector de la UMSNH, durante el Cuarto Congreso Internacional de Derecho y Tecnología; asegura que el 96% de la tecnología utilizada por los mexicanos es importada lo que es un obstáculo para el desarrollo del país

Morelia, Michoacán, 14 de noviembre de 2016.- La falta de tecnologías propias en el país no es un problema de talento ni de capacidad intelectual, tiene que ver con la falta de infraestructura y de organización para tal efecto; tenemos que dejar de ser usuarios solamente de la técnica extranjera, sepamos que en México tenemos el potencial y las habilidades para generar nuestras propias tecnologías y que los recursos que se generan se queden en casa, afirmó Medardo Serna González, rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Al declarar formalmente inaugurado el 4º Congreso Internacional de Derecho y Tecnología, organizado de manera conjunta por la Universidad de Colima, la Red Temática de Derechos Humanos en la Economía del Crecimiento y la Casa de Hidalgo, a través de la Coordinación de la Investigación Científica y la Secretaría Auxiliar, Serna González señaló que el 96 por ciento de la tecnología que utilizamos los mexicanos es importada, algo que representa un obstáculo para el desarrollo integral del país.

Las Universidades Públicas Estatales hemos incrementado de forma sustancial nuestras capacidades científicas y tecnológicas, sin embargo en el área de patentes y tecnologías propias tenemos un rezago en los últimos diez o quince años, donde no ha habido un crecimiento significativo y donde nos queda mucho por hacer, añadió.

En el mundo actual, dijo, la principal mercancía ya no son las materias primas, es el conocimiento y la tecnología y en ese contexto, es importante tener presente que debemos utilizar la ciencia para fortalecer la economía, pero también para tomar las mejores decisiones y desarrollar las mejores políticas públicas basadas en el conocimiento.

Finalmente destacó la gran historia de colaboración que existe entre la Universidad de Colima y la Universidad Michoacana, con doctorados interinstitucionales en Derecho, Psicología y Arquitectura, los cuales han demostrado que con voluntad y uniendo fortalezas se pueden encontrar soluciones a las diferentes problemáticas que se presentan y hacer mejores cosas en beneficio de la sociedad.

Para el coordinador general de la Investigación Científica nicolaita, Raúl Cárdenas Navarro, la realización de este evento representa una muestra más de la vinculación y colaboración entre instituciones, algo que dijo, se debe acrecentar como una estrategia para hacer uso más eficiente de los recursos humanos y materiales.

En presencia del secretario auxiliar, Héctor Pérez Pintor, y el director de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Damián Arévalo Orozco, informó que durante la Segunda Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación celebrada en días pasados, se comunicó la reducción del presupuesto asignado a Ciencia y Tecnología para el 2017, con un recorte de más de 8 mil millones de pesos, que representan una reducción superior al 23 por ciento con respecto al presupuesto del 2016.

En ese contexto, añadió, en la Casa de Hidalgo nos reunimos los encargados del área de investigación de las Universidades Públicas Estatales de la Región Centro Occidente del país, con el propósito de buscar estrategias que permitan hacer frente a este problema, donde se acordó entre otras cosas impulsar la conformación de un Consorcio para la Investigación entre las instituciones, una alianza que permita unir capacidades para conformar núcleos de investigadores en todas las áreas del conocimiento, que sean competitivos a nivel nacional e internacional.

Por otro lado, dijo, la mayor parte de las universidades públicas estatales en los últimos años han incrementado sus capacidades científicas y tecnológicas, sin embargo a pesar de ese crecimiento, el gran tema pendiente es la vinculación con las necesidades tecnológicas de nuestra sociedad que se manifiesta de varias maneras, una de ellas es el número de patentes registradas ante el Instituto de Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI), algo que es una deficiencia no privativa para la Universidad Michoacana, sino para todas las Universidades en el país.

Por su parte, el coordinador general académico del Congreso, Oscar Javier Solorio Pérez, agradeció la anfitrionía de la Casa de Hidalgo en la cuarta edición del evento que se realiza de manera bianual, al tiempo que dijo sentirse honrado de estar presente en el marco de un evento trascendental para la comunidad michoacana, como es la celebración del Centenario de la máxima casa de estudios de Michoacán.

En esta ocasión, añadió, se tomaron en cuenta dos puntos importantes para la realización del Congreso, como son los Derechos Humanos y la interdisciplinariedad, consideró que las nuevas tecnologías tendrán una influencia muy grande en la forma como se enseña y se practica el derecho, “hay dos habilidades que actualmente no destacan dentro del perfil de ingreso y la práctica profesional del abogado, sin embargo serán necesarias en un futuro próximo, como son el trabajo en equipo y la creatividad, el proceso de aprendizaje y la práctica del Derecho, reiteró, tendrá un enorme cambio en los próximos años”.

Durante la ceremonia de apertura estuvieron presentes el secretario técnico del Doctorado Interinstitucional de Derecho en la Universidad de Colima, José Ángel Méndez Rivera; y Jéssica Cristina Romero Michel,  quien acudió con la representación de la Red de Derechos Humanos en la Economía el Crecimiento.