Preocupan recortes en el presupuesto educativo: Mexicanos Primero

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Para Mexicanos Primero, el gasto es uno de los principales instrumentos de política pública para hacer realidad o, entorpecer, todo proyecto educativo

Para Mexicanos Primero, el gasto es uno de los principales instrumentos de política pública para hacer realidad o, entorpecer, todo proyecto educativo

La Asociación Civil ve riesgos para un gasto educativo justo e incluyente por reducciones en el Programa de la Reforma Educativa y en el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes; pide a la SHCP la publicación detallada de todas las partidas presupuestales y al Congreso de la Unión evaluar los programas antes de modificarlos

Ciudad de México, 15 de noviembre de 2016.- La Cámara de Diputados aprobó el viernes pasado el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017. Destaca la recuperación de algunos rubros fundamentales, como el Programa de Fortalecimiento a la Educación Temprana y el Desarrollo Infantil, el Programa Nacional de Becas y el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE). Mexicanos Primero reconoce la sensibilidad de las autoridades para evitar el recorte de recursos financieros a algunas tareas inaplazables en la implementación del proyecto de transformación educativa. Sin presupuesto, cualquier cambio pierde rumbo y pierde apoyo.

El gasto es uno de los principales instrumentos de política pública para hacer realidad o, entorpecer, todo proyecto educativo. En este sentido, resultan preocupantes los recortes registrados a varios de los programas clave para del Derecho a Aprender de los niños y jóvenes de México, así como la falta de transparencia y la rendición de cuentas en la elaboración del presupuesto: los analíticos de dicho presupuesto serán publicados hasta un mes después de su aprobación.

De manera particular, llamamos la atención sobre dos programas que ponen en riesgo la aprobación un gasto educativo que sea justo e incluyente. Por un lado, persiste la confusión entre el Programa de la Reforma Educativa (PRE) y el Programa de Escuelas al CIEN. EL PRE construye capacidades y autonomía escolar, mientras el segundo se concentra en infraestructura. Una reducción del 71.9% en el primero lastima las condiciones de aprendizaje para los que menos tienen.

Por otro lado, medir el avance en la garantía del derecho a aprender requiere de un instrumento para evaluar el aprendizaje de todos los alumnos, y ésa es la razón de ser del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea). Este instrumento no se ha implementado censalmente en México desde hace tres años, y hoy pudiera carecer de suficiencia presupuestaria.

Pedimos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la publicación de la información detallada de todas las partidas presupuestales. Al Poder Ejecutivo y el Congreso de la Unión le pedimos que evalúen los programas antes de modificarlos y también que atiendan a las evaluaciones positivas ya confirmadas, como no pasó en el caso del PRE. El monitoreo efectivo y un sistema adecuado de retroalimentación sobre el ejercicio del gasto es necesario para evitar ineficiencias en el mismo.

Agradecemos a todos aquellos que firmaron en contra del recorte inadecuado al presupuesto educativo a través de la plataforma Change.org; a las diversas Organizaciones de la Sociedad Civil que apoyaron la iniciativa; a los voluntarios que se sumaron “en calle” por un gasto más incluyente; y al Dip. Alfredo del Mazo Maza, Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, así como a la Dip. Hortensia Aragón Castillo, Presidenta de la Comisión de Educación, por la interacción que tuvimos para discutir con apertura el proyecto de transformación educativa y su fondeo público.