UMSNH otorga doctorado honoris causa a Francisco Araiza y Robert C. Merton

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En el año de su Centenario, la Casa de Hidalgo reconoce a uno de los mejores tenores del mundo y a un doctor en Economía Financiera, otorgándoles el doctorado honoris causa

En el año de su Centenario, la Casa de Hidalgo reconoce a uno de los mejores tenores del mundo y a un doctor en Economía Financiera, otorgándoles el doctorado honoris causa

La Universidad Michoacana se fortalece con el esfuerzo, compromiso y talento de dos ejemplos de vida a seguir, quienes han aportado al campo del Arte y la Economía saberes invaluables al servicio de la humanidad: José Francisco Araiza Andrade y Robert Cox Merton, afirmó el rector Medardo Serna

Morelia, Michoacán, 10 de octubre de 2017.- La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo se fortalece con el esfuerzo, compromiso y talento de dos ejemplos de vida a seguir, quienes han aportado al campo del Arte y la Economía saberes invaluables al servicio de la humanidad: José Francisco Araiza Andrade y Robert Cox Merton, afirmó el rector Medardo Serna González.

En sesión solemne, el Honorable Consejo Universitario entregó los títulos que hacen nicolaitas a estas dos personas que supieron perseguir sus sueños y alcanzarlos, reconociendo en ello, que los estudios y la familia fueron los pilares para triunfar en la vida, documentos entregados de mano del rector Medardo Serna González y del secretario General, Salvador García Espinosa.

Con la presencia de los ex rectores de la Casa de Estudios: Salvador Galván Infante, Fernando Juárez Aranda, Daniel Trujillo Mesina, Jaime Hernández Díaz y Marco Antonio Aguilar Cortés, el pleno del Honorable Consejo Universitario, la Comisión para la entrega de los doctorados honoris causa, docentes, alumnos y público en general presenciaron la entrega de ambos reconocimientos.

EL TALENTO DECIDE CUÁL VA A SER NUESTRO CAMINO: FRANCISCO ARAIZA

Luego pronunciado el Laudatio de su trayectoria de vida y logros personales en voz del director de la Facultad Popular de Bellas Artes, Miguel Ángel Villa Álvarez, el tenor Araiza subrayó que ninguno de sus logros hubiera sido posible sin el apoyo de sus padres, ambos michoacanos, quienes fueron a radicar a la Ciudad de México en busca de realizar sus sueños.

Regresar a Michoacán y ser distinguido por la Casa de Hidalgo, le llevó a la reflexión de si en realidad merecía tan alto honor, por lo cual se sintió profundamente agradecido.

Todos tenemos algún talento –expresó el tenor con humildad- pero es tarea de los buenos padres que cuidan a su familia y se ocupan de sus hijos hacer florecer sus cualidades y a través de ellas impulsarlos para que logren sus sueños.

Este impulso debe darse desde todos los niveles y es una responsabilidad familiar –destacó Araiza- que no puede delegarse en su totalidad a las instituciones educativas, a menos que los padres estén dispuestos a dar a los maestros la autoridad para guiar la vida de sus hijos y hacer de ellos hombres de bien.

Son dos los elementos formadores de las sociedades: la cultura y la educación entendida como una responsabilidad familiar, enfocada a las buenas tradiciones, respeto absoluto a nuestros antepasados, a las autoridades, profesores y colegas.

La música en especial, aprendida a edad temprana, sirve para formar la sinapsis que recibe la energía divina y propicia el desarrollo humanista de los individuos –definió el cantante- quien hizo especial recuerdo del sacrificio de su padre, quien con vocación de cantante de ópera, dejó lo que pudo ser realizar su sueño por educar a sus hijos y mantener a su esposa y a su madre, por lo que de alguna forma el homenajeado piensa que si tuvo él éxito, fue un acto de justicia hacia su padre.

SEMBLANZA

José Francisco Araiza Andrade es uno de los tenores contemporáneos más importantes del mundo. Fue miembro permanente de la Ópera de Zúrich desde 1977 hasta su jubilación en el 2013. En 1988 le fue otorgado el título de Kammeränger (cantante de cámara) por parte de la Ópera de Viena.

En 1970 debutó en el Teatro de Bellas Artes de la Ciudad de México para en poco tiempo ubicarse como uno de los más notables intérpretes de Mozart y Rossini a nivel internacional. Algunos de los puntos sobresalientes de su carrera comienzan cuando fue seleccionado y dirigido por Herbert von Karajan para grabar la Flauta Mágica y debutar en el Festival de Pascua de Salzburgo en 1980.

Ha cantado en todos los grandes escenarios de la Ópera en el mundo y ha colaborado con los más importantes directores de orquesta contemporáneos, tales como Karl Böhm, Herbert von Karajan, Carlos Kleiber, Carlo María Giulini y sir Colin Davis, entre otros.

En 1996 impartió su primera clase magistral en la afamada institución Wiener Meisterkurse y desde entonces es solicitado para impartir clases magistrales en la escuelas e institutos más importantes del mundo de la ópera en Alemania, Austria, Italia, España, Estados Unidos, China y Corea del Sur.

En el 2003 el Ministerio de Cultura del Estado de Baden-Württenerg de Alemania le otorgó el título más significativo en dicha institución: “Professor” y lo invitó a formar parte de la plantilla de directores académicos de la Escuela Superior de Arte y Música de Stuttgart.

Entre los premios internacionales con los que ha sido distinguido destacan: la Medalla Mozart otorgada por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1991; el premio Otello d’Oro en 1995; el Golden Mercure por la mejor actuación como cantante de ópera en Munich en 1996; así como la medalla Dr. Alfonso Ortiz Tirado en 2008 y la Presea Cervantina en 2016.

En el 2011 le fue otorgada la Medalla de Oro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, conmemorando así su 40 aniversario de carrera como cantante de ópera, en el marco de un concierto de gala organizado en su honor.

Un evento de carácter histórico a nivel mundial fue la exitosa Gala Tres Generaciones de Tenores Mexicanos que se realizó en la Ciudad de México en el 2016, en donde brilló junto con su colega Ramón Vargas y su alumno Javier Camarena, tres figuras del ambiente operístico con carreras internacionales de primer nivel.

En 2016 la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal creó a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, la Cátedra Francisco Araiza, con sede en el Conservatorio Nacional de Música de la Ciudad de México.

HAY QUE PREPARARSE CON AHÍNCO PARA ESTAR LISTO A TOMAR LAS OPORTUNIDADES QUE NOS LLEVAN A REALIZAR NUESTROS SUEÑOS: ROBERT COX MERTON

Un economista debe ser competente, combinar facultades naturales con las Matemáticas, la Historia y la Filosofía, interpretar los símbolos y hablar en palabras corrientes, tocar lo abstracto y lo concreto con el mismo vuelo del pensamiento, estudiar el presente a la luz del pasado con miras al futuro, definió durante el Laudatio al ecónomo norteamericano Robert C. Merton, el director de la Facultad de Economía “Vasco de Quiroga”, Rodrigo Gómez Monge.

El Premio Nobel en Economía 1997, se expresó en inglés, con una disculpa por no poder agradecer a la Casa de Hidalgo y su Honorable Consejo la distinción de que fue objeto, así como el orgullo por ser distinguido por una institución educativa Centenaria.

A manera de reflexión compartió con los presentes su experiencia de vida en una sola frase: es fundamental estar bien preparado para poder reconocer las oportunidades cuando se presentan, asirse a ellas y tomarlas como el camino para alcanzar los sueños.

Nadie obtiene el éxito solo -afirmó- siempre se llega a la cima gracias a la colaboración de muchas personas, entre ellas la familia. Lo anterior, aunado a las decisiones adecuadas en el momento exacto, siempre con la consigna de perseguir lo que nos apasiona, es lo que lleva a obtener los grandes logros.

Nunca fue su meta en la vida alcanzar el Premio Nobel por sus conocimientos –declaró Merton- lo que sí se propuso es trabajar con rumbo fijo hacia sus propias metas, aprendiendo con humildad, aprendiendo de los demás, para después poder realizar sus propias ideas a su manera.

Refirió que su talento natural es el manejo de las Matemáticas y su afición la Bolsa de Valores, ello le llevó a decidir cambiar su tesis de doctorado hacia la Economía, lo que lo apasionaba, cuando nunca durante su formación universitaria había tomado un solo curso en la materia.

Por 30 años tuve el placer de trabajar con los mejores estudiantes, destacados colegas interactuando con las mejores mentes y el conocer a muchas personas que ganaron en diversas ramas de la ciencia el Premio Nobel, le llevó a concluir que pese a que hay miles de personas que se preparan para ganar un día un reconocimiento, éste llega también, como un golpe de suerte.

Después del Nobel, relató durante 20 años ha continuado su trabajo, porque siempre en la vida hay retos por enfrentar y problemas por resolver en aras de servir a la sociedad, concluyó.

SEMBLANZA

Robert Cox Merton es profesor distinguido de Finanzas en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, Estados Unidos. Cuenta con múltiples contribuciones realizadas al conocimiento en el campo de las Finanzas, ayudó a introducir el cálculo estocástico en la Economía Financiera, lo cual permitió que el comportamiento de los precios de algunos derivados (frutos y opciones, principalmente) fuese descrito con el lenguaje preciso de la probabilidad.

También aplicó la teoría del Control Óptimo para encontrar las reglas con las que los agentes económicos logran la distribución en sus carteras financieras.

Cuenta con trece doctorados Honoris Causa en las más prestigiadas universidades de los cinco continentes, así como su integración como miembro numerario de diversos consejos y sociedades de consulta económica.

Cuenta con la publicación de 10 libros, 88 artículos científicos y 46 capítulos de libro. En 1997 recibió el Premio Nobel de Economía, compartido con Myron Scholes por sus trabajos para calcular el precio de las opciones financieras.

Como invitados especiales a esta segunda entrega de doctorados honoris causa con motivo del Centenario de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo estuvieron presentes el director general de Desarrollo e Investigación Educativa de la Secretaría de Educación en el Estado, Iván Fernando Barrales quien acudió con la representación del gobernador Silvano Aureoles Conejo; la diputada Yarabí Ávila González, en representación del Poder Legislativo; el magistrado Pedro Ramiro Martínez del Supremo Tribunal de Justicia del Estado; Víctor Lichtinger Waisman, representante del gobierno de Michoacán en la Ciudad de México; el regidor Félix Madrigal Pulido en representación del ayuntamiento de Morelia; y como anfitrión el regente del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, Aldo Ulises Olmedo Castillo, Alma Mater de la Universidad Michoacana, escenario del evento.