Tour de Cine Francés: Señor Chocolate

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Una buena opción para abrir esta vigésima edición del siempre vibrante Tour de Cine Francés

Una buena opción para abrir esta vigésima edición del siempre vibrante Tour de Cine Francés

En la versión cinematográfica nos presentan el ascenso y caída de Rafael Padilla, alias Chocolate, un antiguo esclavo cubano que pasa de actuar en un pequeño circo de provincia a los grandes escenarios de París, en compañía del comediante inglés George Foottit

 –

Morelia, Michoacán, 11 de septiembre de 2016.- Finalmente arrancó el Tour de Cine Francés, que en este 2016 cumple veinte años ininterrumpidos de ofrecer  una selección variada y representativa de lo más reciente cinematografía gala. En esta ocasión abrimos la muestra con Señor Chocolate (Chocolat, 2016), cuarto largometraje que dirige el también actor y guionista Roschdy Zem. La película se estrenó en Francia con mediano éxito desde febrero de este año y muy probablemente ocupará un lugar en la cartelera comercial tras su paso por el Tour.

El filme es una adaptación libre de la biografía “Chocolat, clown nègre. L’histoire oubliée du premier artiste noir de la scène française”, publicada en 2012 (aun sin editarse en español), por el historiador Gérard Noiriel, quien dicho sea de paso, en un especialista en temas de inmigración y prácticas culturales. Cabe mencionar que después del estreno de la película, el propio Noiriel publicó un nuevo libro sobre el tema, en donde hace un recuento sobre los oscuros orígenes del personaje con nueva información recabada tras un viaje a Cuba.

En la versión cinematográfica nos presentan el ascenso y caída de Rafael Padilla, alias Chocolate, un antiguo esclavo cubano que pasa de actuar en un pequeño circo de provincia a los grandes escenarios de París, en compañía del comediante inglés George Foottit. Ambos se convierten en el espectáculo de moda en los últimos años del siglo XIX, pero también son víctimas de los celos profesionales, de la doble moral de la sociedad parisina, además de sus propios errores en cuanto al manejo de la fama y el dinero.

El cineasta francés considera que Rafael Padilla fue un pionero (voluntario o involuntario) en la evolución de la conciencia respecto a la igualdad racial en la Francia de la época. Su película busca rehabilitar la figura del comediante, cuyo recuerdo terminó arrinconado por una sociedad que nunca terminó de aceptarlo. De alguna manera podría establecerse un paralelismo con los problemas que enfrenta la Francia contemporánea en el espinoso tema de los inmigrantes y el respeto a sus derechos.

El desempeño de Omar Sy, uno de los actores franceses más populares entre los jóvenes según un sondeo de una conocida revista gala, va más allá del gancho taquillero. El protagonista de la comedia Amigos (Intouchables, 2011), ofrece una actuación cumplidora, aunque por momentos es evidente que le cuesta meterse en las escenas más dramáticas de la cinta.

Aunque en términos generales es una biopic poco arriesgada y convencional, Señor Chocolate toca de manera interesante algunos temas sensibles como el racismo, la discriminación (representada por la sexualidad reprimida de Foottit), además de algunas de las peores prácticas del colonialismo (ejemplificadas con los vergonzosos zoológicos humanos), temas que por sí mismos invitan a acercarse a la película. Pero sus mejores momentos son aquellos en donde se muestra la compleja relación que existe entre Foottit y Chocolate, por momentos dominante, por momentos afectuosa, pero que no puede librarse de las ataduras sociales de la época. Una buena opción para abrir esta vigésima edición del siempre vibrante Tour de Cine Francés.