Alerta Secoem a servidores públicos sobre llamadas fraudulentas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La directora de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobierno de Michoacán, Teresita Vega, se comunicó con la Arquidiócesis de Morelia y corroboró que se trata de un fraude

La directora de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobierno de Michoacán, Teresita Vega, se comunicó con la Arquidiócesis de Morelia y corroboró que se trata de un fraude

La titular de la Secoem, Silvia Estrada, señaló que el modus operandi de las personas que llaman por teléfono a las oficinas de las dependencias usurpan el nombre de autoridades eclesiásticas para solicitar apoyo para una persona necesitada

Morelia, Michoacán, 25 de agosto de 2016.- La Secretaría de Contraloría del Estado de Michoacán (Secoem) pide a las y los servidores públicos de la administración pública estatal mantenerse alertas ante las llamadas telefónicas fraudulentas que se realizan a nombre de la Arquidiócesis de Morelia a las dependencias con el propósito de solicitar ayuda económica.

La titular de la Secoem, Silvia Estrada Esquivel, señaló que el modus operandi de las personas que llaman por teléfono a las oficinas de la dependencia usurpan el nombre de autoridades eclesiásticas para solicitar apoyo para una persona necesitada.

Puntualizó que una vez que los defraudadores tienen contacto con el servidor público, se hacen pasar por sacerdotes y argumentan que una persona necesita dinero para comprar un boleto de autobús.

Posteriormente, un hombre de aproximadamente 45 años de edad, alto, de complexión obesa, tez blanca, con una aparente discapacidad que se le denota al hablar y  acento norteño, se apersona en las oficinas gubernamentales para recoger el dinero.

A raíz de que personal de diversas dependencias han dado a conocer situaciones similares, la directora de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobierno de Michoacán, Teresita Vega, se comunicó con la Arquidiócesis de Morelia y corroboró que se trata de un fraude.

Por ello, la Secoem exhorta a las y los servidores públicos a mantenerse atentos, dar aviso a las autoridades correspondientes y no dejarse sorprender.