Condena CEDH que se criminalice la protesta social en Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El titular de la CEDH, Víctor Manuel Serrato, señaló que ninguna agresión a periodistas debe quedar impune y comprometió que el organismo se mantendrá atento para actuar, conforme a sus competencias, en casos de esta naturaleza

La Visitaduría Regional de Apatzingán abrió queja de oficio por detención ilegal y por uso excesivo de la fuerza pública en agravio de 19 mujeres en el municipio de Múgica; así como por la agresión a periodistas de la región

El ombudsman michoacano, Víctor Manuel Serrato, condenó la agresión de que fueron objeto un grupo de mujeres que protestaban en el Ayuntamiento de Múgica por el cambio de sede del proyecto de Ciudad Mujer, y reprobó el ataque a los periodistas que realizaban la cobertura informativa

Morelia, Michoacán, 06 de abril de 2016.- El Ombudsman michoacano, Víctor Manuel Serrato Lozano, condenó la agresión de que fueron objeto un grupo de mujeres que protestaban en el Ayuntamiento de Múgica por el cambio de sede del proyecto de Ciudad Mujer; y reprobó el ataque a los periodistas que realizaban la cobertura informativa.

Ante estos acontecimientos el titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) expresó su preocupación ante una evidente tendencia a criminalizar la protesta social en Michoacán y el derecho de manifestarse, máxime cuando se trata de grupos considerados vulnerables y que exigen solución a una legítima demanda.

Por estos hechos la CEDH, a través de la Visitaduría Regional de Apatzingán abrió queja de oficio por detención ilegal y por uso excesivo de la fuerza pública en agravio de 19 mujeres en el municipio de Múgica; así como por la agresión a periodistas de la región.

En tanto que personal de la Visitaduría Regional de Morelia y de la Dirección de Orientación Legal y Quejas acudieron este miércoles a certificar a las agraviadas a quienes trasladaron a la capital michoacana; a las cuales se les brindó también atención médica.

Ante el personal del organismo las afectadas señalaron que no había motivo para el actuar de la autoridad porque su protesta era pacífica y legítima; y no obstruían el trabajo del municipio ni afectaban el tránsito.

La CEDH reitera su rechazo a todo tipo de violencia y exhorta a las autoridades correspondientes a realizar las  investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades y que estas agresiones no queden impunes.