Descubren en Michoacán el tratamiento dental más antiguo en América

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
"No hablamos de mutilación ni deformación, como en la cultura maya o egipcia, sino de un procedimiento complejo que requirió conocimiento dental especializado", señalaron Avto Gogichaishvili y Juan Morales

“No hablamos de mutilación ni deformación, como en la cultura maya o egipcia, sino de un procedimiento complejo que requirió conocimiento dental especializado”, señalaron Avto Gogichaishvili y Juan Morales

El Servicio Arqueomagnético Nacional  de la UNAM descubrió que Álvaro, uno de los cuatro restos óseos encontrados en 2013 debajo de la Telesecundaria 133 en el municipio de Álvaro Obregón, en Michoacán, presenta el tratamiento dental más antiguo en América (647-768 d.C)

Ciudad de México, 12 de agosto de 2016.- El Servicio Arqueomagnético Nacional (SAN) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrió que Álvaro, uno de los cuatro restos óseos encontrados en 2013 debajo de la Telesecundaria 133 en el municipio de Álvaro Obregón, en Michoacán, presenta el tratamiento dental más antiguo en América (647-768 d.C).

“No hablamos de mutilación ni deformación, como en la cultura maya o egipcia, sino de un procedimiento complejo que requirió conocimiento dental especializado”, señalaron Avto Gogichaishvili y Juan Morales, responsables del recién inaugurado SAN, en el campus Morelia.

En Europa las endodoncias más antiguas están registradas en el siglo XVIII, y aunque se encontró un caso similar en Cuernavaca, Morelos (alrededor de 1500 d.C), con este hallazgo Mesoamérica se convierte en punta de lanza en tratamientos dentales en el mundo.

Desde la perspectiva antropológica, Humberto Quiroz y Ramiro Aguayo, investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), aseguraron que “este descubrimiento es importante para entender cómo la cultura de la cuenca de Cuitzeo realizaba sus entierros. De los 200 que hemos registrado, sólo uno tiene una fecha absoluta: Álvaro.

Tras una semana de excavación, los antropólogos identificaron cuatro restos óseos en posición fetal: dos masculinos -Álvaro y Urbano- y dos femeninos -Remedios y Perla-, cada uno acompañados por una vasija y un perro de corta edad.

Durante la limpieza de Álvaro determinaron que correspondía a un hombre de entre 30 y 35 años al momento de la muerte, quien presentaba en su dentadura una característica común mesoamericana: los incisivos tallados; no obstante, una perforación en el canino superior derecho atrajo su atención.

“La perfección de la circunferencia y la concavidad en el diente nos obligó a buscar opiniones de expertos dentales, quienes coincidieron en que es un tratamiento odontológico similar a la intervención dental que hoy en día llamamos endodoncia”, añadió Quiroz.