Emite SSM recomendaciones ante enfermedades gastrointestinales

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Se recomienda evitar que los utensilios con los que preparas alimentos crudos o sin desinfectar entren en contacto con alimentos cocidos o listos para su consumo

Se recomienda evitar que los utensilios con los que preparas alimentos crudos o sin desinfectar entren en contacto con alimentos cocidos o listos para su consumo

La “Contaminación cruzada de los alimentos”, es la transferencia de microorganismos como bacterias, virus y parásitos, desde los alimentos crudos o sin desinfectar hacia los alimentos que están listos para el consumo humano

 –

Morelia, Michoacán, 17 de abril de 2015.- La Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), te invita a cuidar tu salud y la de los tuyos evitando la “Contaminación cruzada de los alimentos”, ya que de hacerlo puedes prevenir las enfermedades gastrointestinales y diarreas.

La “Contaminación cruzada de los alimentos”, es la transferencia de microorganismos como bacterias, virus y parásitos, desde los alimentos crudos o sin desinfectar hacia los alimentos que están listos para el consumo humano, y puede ocurrir de tres maneras: de alimento a alimento, de persona a alimento y de superficie a alimento.

La primera de ellas se da cuando en los alimentos crudos o sin lavar y desinfectar habitan microorganismos que pueden ser causantes de enfermedades. Estos microorganismos contaminan los alimentos cocidos o listos para consumir cuando entran en contacto directo, como por ejemplo: una lechuga sin lavar y desinfectar servida en un plato de alimentos limpios y cocidos, o la sangre de productos animales o suero de quesos cuando se junta con un pieza de carne perfectamente asada e higiénica.

La segunda causa es cuando las manos llegan a contaminarse con microorganismos al tener contacto con alimentos crudos o sin desinfectar, si no se hace un correcto lavado de manos, estos pueden ser transferidos a otros alimentos al momento de tocarlos, como por ejemplo: cuando se manipula carne cruda y luego, sin lavarse las manos, se prepara o manipula un alimento limpio, éste se puede contaminar con los microorganismos que estaban en la carne sin cocinar.

La tercera causa ocurre cuando el equipo y utensilios sucios como cucharas, cuchillos, trapos o tablas de picar son puestos en contacto con alimentos que están listos para el consumo humano, es decir que al servirlos para comerlos se haga en trastos o loza sucia; o bien que se corte al elaborarlos en tablas sucias con cuchillos contaminados.

El resultado de estas tres situaciones es el consumo de alimentos contaminados que pueden provocar enfermedades gastrointestinales.

Por ello, se recomienda lavar muy bien las manos: después de ir al baño, de manipular cualquier tipo de carne cruda o vegetales sin lavar y desinfectar y antes de tocar alimentos que estén listos para ser ingeridos (cocinados, ya preparados).

Evita que los utensilios con los que preparas alimentos crudos o sin desinfectar entren en contacto con alimentos cocidos o listos para su consumo y usa trapos de cocina distintos, uno para secar y otro para limpiar, el que es para limpiar, mantenlo en una solución desinfectante hecha con agua y gotas de cloro o de yodo (en el frasco de estas sustancias vienen las instrucciones de cuál es la cantidad que hay que utilizar para hacer la mezcla).

Lava y desinfecta todos los utensilios, trapos y superficies que entren en contacto con los alimentos crudos, sobre todo si van a estar en contacto con aquellos que estén listos para consumirse.

Cuando almacenes carne cruda y vegetales sin desinfectar, hazlo en los compartimientos inferiores y nunca sobre los alimentos listos para comerse. Mantén la comida en recipientes o bolsas de plástico bien cerradas.

Recuerda:

 

-No manipular los alimentos sin lavarte las manos después de ir al baño.

-No toser y estornudar sobre los alimentos.

-Si estás resfriado utiliza un cubrebocas.

-En caso de tener heridas en las manos, protégelas con un material resistente al agua.

Solución para desinfectar superficies, utensilios y trapos:

 

Para preparar soluciones desinfectantes se puede utilizar cloro en la siguiente cantidad: agregar 8 ml o una tapita de cloro de uso doméstico por litro de agua, o bien, realiza esta solución conforme a las instrucciones del fabricante.