En Michoacán buscan forma de no incrementar el precio del pan

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La Cámara Nacional de la Industria Panificadora le apostará más a la a la eficiencia para no elevar más el costo por pieza y no dañar la economía de los consumidores

La Cámara Nacional de la Industria Panificadora le apostará más a la a la eficiencia para no elevar más el costo por pieza y no dañar la economía de los consumidores

En la actualidad, el precio del pan en el estado ronda los 5 pesos, cuando debería andar por los 7 pesos, ya que algunos insumos han incrementado su costo de enero a la fecha en un 20% y el azúcar lo ha hecho en un 60%, señalaron integrantes de la Canaimpa

Morelia, Michoacán, 26 de julio de 2017.- Tras destacar que el precio del pan en la actualidad en promedio es de 5 pesos, cuando deben de costar 7 pesos debido al incremento de insumos que desde enero a la fecha es de 20 por ciento en algunos, y hasta un 60 por ciento de incremento tan solo en el azúcar, integrantes de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canaimpa) precisaron que le apostarán más a la eficiencia para no elevar más el costo por pieza y no dañar la economía de los consumidores.

Oliverio Cruz, Delegado de la Canaimpa, dijo que las medidas que se están tomando para no incrementar el costo de las piezas de pan, es buscar la eficiencia que incluye, no comprar equipo más moderno como unidades de reparto o batidoras recientes, sino buscar en diversos lugares y a precios accesibles las piezas que les falten para seguir compitiendo con calidad.

Y es que según su estimación, debido al incremento en el precio de los insumos el valor de la pieza de pan tradicional “de dulce” que en la actualidad es de 5 pesos, debería costar mínimo 7 pesos mientras que el pan blanco (bolillo) se vende en promedio en 2.50 y 3 pesos pero debería constar 4 pesos, sin embargo, para contrarrestar el posible incremento, buscan diferentes opciones con el fin de que los consumidores no ven afectado su bolsillo pues pretenden que su producto esté en la mesa de los michoacanos durante las tres comidas que la mayoría hace diariamente.

Los panaderos agregaron que actualmente hay 4 mil panaderías en el estado que generan en total 20 mil empleos directos por lo que buscan que no sea cerrada ninguna pues con tan solo una que se cierre, significa la pérdida de al menos una fuente de trabajo que labora de manera honesta.

Finalizaron diciendo que no desistirán en buscar que se siga consumiendo su producto a precios accesibles “pues un mexicano en promedio consume 32 kilogramos de pan al año”.