En Michoacán y todo México esperamos un mejor gobierno: Suárez Inda

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Suárez Inda llamó a las autoridades a evitar que el tema de la inseguridad se salga de control en Michoacán

Alberto Suárez Inda advirtió que la policía no es la única solución para los problemas de Michoacán, sino que son la educación, las oportunidades de trabajo y el respeto a la ley, para que no haya impunidad

Al gobernador Silvano Aureoles le ha faltado muchísimo en el tema de seguridad, señaló el Cardenal de Morelia; “Michoacán tiene que cambiar, pero con la ayuda de todos los michoacanos, no esperar que el gobernador haga todo”, abundó

Morelia, Michoacán, 18 de septiembre de 2016.- “En Michoacán y todo México estamos a la expectativa de un mejor gobierno”, sentenció hoy el Cardenal de Morelia, Alberto Suárez Inda, en el marco del mensaje del gobernador Silvano Aureoles Conejo sobre el Primer Informe de Gobierno.

El representante de la Iglesia Católica en la Arquidiócesis de Morelia señaló que al mandatario estatal le ha faltado “muchísimo” en el tema de seguridad, por lo cual le recomendó hacer un revisión de lo que se ha logrado y cambiar algunas estrategias, ya que se requiere “darle mayor confianza a la gente y que haya cumplimiento de la ley”.

Alberto Suárez Inda advirtió que la policía no es la única solución para los problemas de Michoacán, sino que son la educación, las oportunidades de trabajo y el respeto a la ley, para que no haya impunidad.

Previamente, el líder religioso reconoció que gobernar en las condiciones actuales de México y de Michoacán es especialmente complicado, por lo que a Silvano Aureoles “le tocó un tiempo de muchas dificultades económicas, una descomposición social, creo que el trabajo debe ser con fundamentos y esperar resultados más a largo plazo, no podemos por obra de magia cambiar la situación”.

Además, Suárez Inda manifestó que del titular del Ejecutivo estatal se debe esperar que dé a todos un mayor clima de seguridad y firmeza en sus disposiciones, “porque si le tiembla la mano al gobernador en aplicar la ley, pues realmente no avanzamos, se necesita sensatez, prudencia, pero también mucha firmeza”.