Los normalistas son “rateros autorizados”: Arcadio Méndez

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Sin embargo, los jóvenes se encuentran amparados por el Juzgado Segundo de Distrito, lo que les permite seguir el proceso sin pisar el penal de mediana seguridad de Mil Cumbres, donde habrían tenido que ser internados

Lo que queremos es que, ahora sí, se les aplique la ley. No queremos que los repriman, sólo que se les detenga y se les castigue como a cualquiera que comete un delito”, dijo Méndez Hurtado

Según publica hoy el diario La Razón, el delegado de la Canapat en Michoacán aseguró que en ocasiones llegan a ser hasta 150 autobuses de pasajeros al mes los que secuestran los presuntos estudiantes de las 8 escuelas normales oficiales del estado; ello genera pérdidas de 20 mil pesos diarios, que equivalen a 7.2 mdp al año

Morelia, Michoacán, 11 de noviembre de 2015.- Hasta 150 autobuses de pasajeros al mes son secuestrados por los estudiantes de las ocho escuelas normales de Michoacán, lo que genera pérdidas de al menos 20 mil pesos diarios a las empresas de transportación; es decir, siete millones 200 mil pesos al año. Además, se roban los monitores en los que las unidades proyectan películas.

“Son rateros autorizados”, dice a La Razón el delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasajeros y Turismo (Canapat), Arcadio Méndez Hurtado, quien pidió audiencia al gobernador Silvano Aureoles, para exponerle el problema.

“Lo que queremos es que, ahora sí, se les aplique la ley. No queremos que los repriman, sólo que se les detenga y se les castigue como a cualquiera que comete un delito”, dijo.

De acuerdo con Méndez, de enero a la fecha han sido retenidos alrededor de mil autobuses que en ocasiones son robados sólo por unas horas y en otras tantas por varios días. Cuando se les agota la gasolina o presentan un desperfecto, los abandonan en cualquier lugar.

El procurador general de Justicia de la entidad, José Martín Godoy Castro, señala: “Hay cero tolerancia contra la toma de autobuses. Cualquier persona que cometa un delito deberá enfrentarse a la justicia. Ésa es una encomienda constitucional a la que no podemos renunciar. Si se sigue cometiendo este tipo de ilícitos continuaremos abriendo averiguaciones previas”.

Afirma que la dependencia a su cargo trabaja sobre el tema: “La instrucción que tenemos es que ninguno de estos ilícitos quede impune. La idea es actuar en todo momento”.

Sin embargo, el delegado de la Canapat expone que el problema de la toma de autobuses se ha convertido en “un cuento de nunca acabar. Es más complicado presentar una denuncia que a los normalistas les dé la gana de regresar un autobús”.

Explicó que en los últimos 10 años este organismo ha interpuesto cinco mil denuncias contra los normalistas por el uso indebido y sustracción de autobuses, camiones de carga y repartidores de productos.

Dijo que la toma de autobuses ha llegado a tal grado que éstos no entran al municipio de Arteaga, porque es seguro que serán tomados por los estudiantes.

“Los normalistas usan las unidades para manifestarse, para ir a las casetas a robar y nos los regresan. En ocasiones desprenden las pantallas de los asientos de las unidades, pensando que les servirán como tabletas. A los choferes les quitan las llaves y los retienen en las escuelas”, aseguró. Y adelantó que a partir de la gestión de Aureoles han levantado siete denuncias y están a la espera de reunirse con el mandatario michoacano para terminar con el problema. (CON INFORMACIÓN DE: LA RAZÓN).