Productores y empresarios michoacanos apoyan a damnificados de la CDMX

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Productores y empresarios michoacanos apoyan a damnificados de la CDMX

Es un granito de arena, sostuvo el padre Linares, quien aseguró que están conscientes de que la ayuda no es suficiente, pero que les da alegría que no sólo apoyará a las familias damnificadas del sismo, quienes lamentablemente tienen que vivir en 90 albergues

En entrevista con el Padre Marcos Linares Linares, coordinador de este esfuerzo, dio a conocer el humanismo con el que productores de tierra caliente y tierra fría, junto con organizaciones civiles, lograron reunir 20 toneladas de productos del campo, además de cubrir los gastos de flete y traslado

Ciudad de México, 09 de octubre de 2017.- Familias que acuden a 350 comedores comunitarios y 90 albergues fueron apoyadas sin intervención de dirigentes o autoridades. Productores agrarios, empresarios y organizaciones ciudadanas, enviaron y entregaron más de 20 toneladas de alimentos a las familias damnificadas en la Ciudad de México.

En entrevista con el Padre Marcos Linares Linares, coordinador de este esfuerzo, dio a conocer el humanismo con el que productores de tierra caliente y tierra fría, junto con organizaciones civiles, lograron reunir 20 toneladas de productos del campo, además de cubrir los gastos de flete y traslado.

Es un granito de arena, sostuvo el padre Linares, quien aseguró que están conscientes de que la ayuda no es suficiente, pero que les da alegría que no sólo apoyará a las familias damnificadas del sismo, quienes lamentablemente tienen que vivir en 90 albergues (debido a que dos mil 100 edificios fueron calificados como focos rojos), sino que también ayudará un poco a las personas que requieren o usan los comedores comunitarios por la gran necesidad que hay en la Ciudad de México.

Esta acción, resaltó, demuestra que los ciudadanos –en especial los michoacanos- pueden organizarse y hacerlo positivamente para apoyar a sus hermanos en desgracia, ello sin ningún fin político o de índole particular.

No todo debe verse mal, consideró el padre Linares, al asegurar que esta desgracia ha permitido sacar a la luz un ejemplo de unión y civismo responsable, por lo que agradeció a los empresarios del Consejo del Textil Michoacano y la organización Por un Michoacán Feliz, que dirigen Ubaldo San Martín y Natasha López, por la ayuda para coordinarse con quienes trabajan el campo michoacano.

También resaltó la participación de Productores de Guayaba Las Peñas, en el municipio de Taretan y la Integradora de Productores del Valle de Apatzingán, así como algunos de Uruapan. También dio un especial reconocimiento a la empresa Tejidos Gaytán, por haber cubierto parte importante de los gastos de traslado y estancia para entregar los alimentos.

El grado emotivo, con el que los ciudadanos acogieron a los hermanos michoacanos fue muy conmovedor y muchos reconocieron que se trata de una tarea difícil recorrer la zona de Tierra Caliente en Michoacán para recaudar los alimentos, lo que demuestra que existe confianza en las organizaciones civiles legítimas, que no buscan intereses de otro tipo.

Los alimentos terracalenteños que llegaron fueron limón, guayaba, papaya y toronja, mientras que de la tierra fría fue el mundialmente famoso aguacate.

Es importante destacar que los representantes michoacanos que llegaron a la Ciudad de México no fueron obstaculizados por ninguna autoridad, al contrario, el padre Marcos Linares agradeció las facilidades que les dieron, en especial a la directora de los Albergues Alma Romero.