Recupera Pensiones Civiles 3.6 mdp que le habían sustraído

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La PGJE trabaja en coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, con el propósito de identificar y ubicar a los responsables de la transferencia bancaria ilegal y  de la compra de los referidos automóviles

La PGJE trabaja en coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, con el propósito de identificar y ubicar a los responsables de la transferencia bancaria ilegal y de la compra de los referidos automóviles

En noviembre del año pasado fueron sustraídos 5 millones 758 mil 990 pesos de las cuentas de Pensiones Civiles del Estado, mediante 7 movimientos bancarios irregulares, ya que no existían firmas ni pólizas que avalaran la autorización de las transferencias

Morelia, Michoacán, 14 de abril de 2016.- Gracias a las gestiones y litigio de su titular Ignacio Ocampo Barrueta, la Dirección General de Pensiones Civiles del Estado logró recuperar más de 2 millones y medio de pesos que habían sido sustraídos de las cuentas de la dependencia en un intento de fraude cibernético.

En noviembre del año pasado fueron sustraídos 5 millones 758 mil 990 pesos de las cuentas de Pensiones Civiles del Estado, mediante 7 movimientos bancarios irregulares, ya que no existían firmas ni pólizas que avalaran la autorización de las transferencias, por lo que las autoridades de la dependencia notificaron de inmediato la anomalía al banco e interpusieron la respectiva denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Después de comprobarse que las transferencias bancarias se realizaron de manera ilegal, derivado de un fraude cibernético en la modalidad de correo electrónico  phishing, la Dirección General de Pensiones Civiles del Estado consiguió que le fueran restituidos 2 millones 560 mil 683 pesos, además de un millón 123 mil pesos que reembolsó el año pasado una empresa comercializadora de automotores con sede en Colima.

Aún falta recuperar el dinero transferido a dos cuentas bancarias: uno de estos movimientos fue de 435 mil 230 pesos y el otro de un millón 483 mil pesos; sin embargo, respecto a esta última transferencia, un día después de concretado el movimiento bancario, los responsables del ilícito adquirieron cuatro vehículos a la empresa Autocentro Torreón SA de CV.

La PGJE trabaja en coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, con el propósito de identificar y ubicar a los responsables de la transferencia bancaria ilegal y  de la compra de los referidos automóviles.