Renueva Sedesol red de Albergues para Jornaleros Agrícolas en Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Para los jornaleros que arriban a la región de Yurécuaro y que mantienen en cupo lleno el Albergue, llegar a él es más cómodo que viajar a trabajar a los Estados Unidos y representa un escaparate económico equivalente

Para los jornaleros que arriban a la región de Yurécuaro y que mantienen en cupo lleno el Albergue, llegar a él es más cómodo que viajar a trabajar a los Estados Unidos y representa un escaparate económico equivalente

Durante un recorrido por los Albergues de Coahuayana, Yurécuaro y Tanhuato, el delegado federal de la dependencia, Gerónimo Color Gasca, constató los avances de una inversión superior a los 15 mdp en las obras de construcción y mejoramiento

Morelia, Michoacán, 08 de mayo de 2017.- El Albergue para Jornaleros Agrícolas de Coahuayana es un modelo para el desarrollo integral de un sector prioritario para la Sedesol a partir de una alimentación, atención médica, educativa y condiciones de seguridad adecuadas.

Durante el recorrido por los Albergues de Coahuayana, Yurécuaro y Tanhuato, el delegado federal de la dependencia Gerónimo Color Gasca, constató los avances de una inversión superior a los 15 millones de pesos en las obras de construcción y mejoramiento. “Como ha dicho el presidente Enrique Peña Nieto se seguirá trabajando a favor de los más necesitados”, expresó.

En el Albergue de Yurécuaro se supervisaron las obras de demolición y reconstrucción de los 50 módulos de vivienda los cuales presentaban fracturas y grietas en la construcción y representaban un riesgo para los más de 250 jornaleros que en el habitan.

En los municipios de Yurécuaro y Tanhuato, se están dignificando las condiciones de vida de los trabajadores del campo que acuden al Albergue, para ello se ha restituido los dos módulos de regaderas y sanitarios, que ahora contarán con azulejo y lavaderos, con los que las unidades anteriores no contaban y ocasionaban problemas de higiene y salud.

El Albergue de Tanhuato tiene capacidad para alojar a 50 familias jornaleras de manera independiente, fue necesaria la reposición de la red de drenaje, agua potable y el cableado eléctrico, ya que este último se encontraba al exterior y representaba un riesgo. Tanto el drenaje como el agua potable se encontraban inservibles con las consecuencias sanitarias que representaban, obras que en su conjunto representan una inversión federal por un millón 743 mil pesos.

“El Albergue de Jornaleros Agrícolas de Coahuayana es una obra que representa un modelo que permite la tranquilidad y el desarrollo de los jornaleros y sus familias, un lugar donde pueden convivir y descansar en condiciones óptimas y no en la intemperie o en campamentos improvisados”, precisó Color Gasca.

Para esta obra, el Gobierno de la Republica ha invertido a través de tres etapas 10 millones 339 mil pesos, en los ejercicios fiscales 2014, 2015 y 2016 del Programa de Atención a Jornaleros Agrícolas.  El albergue tendrá la capacidad de atender de manera integral a 200 trabajadores del campo y sus familias.

Cuenta con 40 dormitorios independientes, dispensario médico, tienda Diconsa, cocina comedor con alimentos gratuitos para menores de 14 años, tres aulas escolares, guardería con espacio para 60 menores de 4 años distribuidos en cuatro salas, área de juegos infantiles, cancha techada de usos múltiples, así como caseta de vigilancia.

El mejoramiento de infraestructura se traduce en una mejor calidad de vida para trabajadores del campo provenientes de zonas de alta marginación del estado de Michoacán, Guerrero, Chiapas y Oaxaca y que laboran en los cultivos de chile verde, tomate de cáscara, plátano y papaya.

Para proceder a la demolición del Albergue de Yurécuaro, obra que representa una inversión de tres millones 451 mil pesos, se contó con la adecuación del anexo, el cual cuenta con capacidad para 50 familias de manera independiente que al concluir las obras duplicaran su capacidad para albergar hasta a 500 personas.

Muchas de las familias que arriaba a este albergue provienen de Guerrero, pero también hay personas de Zamora, Morelia y otras partes del estado de Michoacán. A pesar de que el albergue se encuentra a su máxima capacidad, los servicios médicos, de guardería, atención educativa primaria y el comedor, está abierta para el resto de los jornaleros a pesar de que no habiten en el albergue.

Para los jornaleros que arriban a la región de Yurécuaro y que mantienen en cupo lleno el Albergue, llegar a él es más cómodo que viajar a trabajar a los Estados Unidos y representa un escaparate económico equivalente.