Se preparan en la Meseta Purépecha para combatir incendios forestales

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Cabe destacar que un delito ambiental se castiga con penas que van de los seis meses a los 10 años de prisión, además de que los infractores están obligados a reparar el daño causado al suelo, al ambiente y todas las alteraciones que generen a los ecosistemas

Cabe destacar que un delito ambiental se castiga con penas que van de los seis meses a los 10 años de prisión, además de que los infractores están obligados a reparar el daño causado al suelo, al ambiente y todas las alteraciones que generen a los ecosistemas

Este día en Uruapan quedó instalado el Consejo Regional Contra Incendios Forestales, al seno del cual se acordó aplicar las disposiciones legales recientemente publicadas para sancionar a infractores

Uruapan, Michoacán, 10 de enero de 2017.- Con el firme compromiso de hacer frente a los incendios forestales, hoy realizamos la primera Sesión Extraordinaria 2017 del Consejo Regional Forestal VI Meseta Purépecha, donde se definieron estrategias para la prevención de este tipo de siniestros, y donde participan todos los niveles de gobierno.

“Los incendios forestales dañan nuestro patrimonio, por eso debemos hacer una cruzada entre ciudadanía y autoridades para contenerlos; como parte de las medidas de prevención, estableceremos centros de atención inmediata en las diferentes regiones de nuestra entidad, comenzando en esta zona”, expuso el titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio climático (SEMARNACC), Ricardo Luna García.

Entre los acuerdos establecidos, sobresale que se aplicará de manera integral lo establecido en el decreto publicado el 4 de agosto de 2016, donde se explica que los propietarios de los predios incendiados son los primeros que deben emitir una denuncia a la autoridad más cercana, pudiendo ser desde Ayuntamientos hasta autoridades estatales o federales, en caso de omisión, los dueños de las parcelas incendiadas se harán acreedores a las sanciones que dictamine la COFOM.

Esta medida no interfiere con las investigaciones jurídicas que por su parte podrá realizar la Procuraduría General de Justicia, la Procuraduría Federal de Protección al ambiente, y otras estancias que persiguen los delitos ambientales.

Cabe destacar que un delito ambiental se castiga con penas que van de los seis meses a los 10 años de prisión, además de que los infractores están obligados a reparar el daño causado al suelo, al ambiente y todas las alteraciones que generen a los ecosistemas.

En la integración de este comité resalta la presencia de integrantes del Consejo Mayor de la comunidad de Cherán, quienes también están participando en las medidas y toma de decisiones para prevenir y combatir incendios forestales. Participan también autoridades municipales de la misma ciudad de Uruapan, y de municipios aledaños como San Juan Nuevo, Parácho, Tancítaro, Tingambato, Ziracuaretiro, entre otros.