“Sofocado y controlado” incendio forestal en Uruapan: Ricardo Luna

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El reporte preliminar estima que las llamas alcanzaron un promedio de 250 hectáreas

El reporte preliminar estima que las llamas alcanzaron un promedio de 250 hectáreas

El titular de la SEMARNAC indicó que el Cerro de la Cruz es un área que se va a resguardar y advirtió que bajo ningún motivo se va a permitir el cambio de uso de suelo ni para cultivos ni para asentamientos humanos,  ello a pesar de los intentos de terceros que han insistido  terminar con ese recurso natural”

Uruapan, Michoacán, 28 de abril de 2016.- Más de 350 brigadistas combaten el incendio forestal que se suscitó en el Cerro de La Cruz, en el municipio de Uruapan. Los socorristas llevan más de 36 horas de trabajo intenso, esfuerzo con el que finalmente lograron sofocar las llamas y contener el siniestro.

Desde el primer momento  el Gobierno del Estado estuvo participando en estas acciones de combate directo, a través de la Comisión Forestal de Michoacán (COFOM), donde también estuvieron participando brigadistas de la Comisión Nacional Forestal, el cuerpo de bomberos del Ayuntamiento de Uruapan y voluntarios organizados que se sumaron a esta labor.

Aunque las llamas siguen latentes, ya se logró cerrar una brecha cortafuego para contener el incendio y personal de la COFOM y la CONAFOR continúa haciendo patrullajes para evitar que el fuego vuelva a propagase.

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNACC), Ricardo Luna García, señaló que el Cerro de La Cruz ha sido un pulmón para los habitantes de Uruapan. “Es un área que se va a resguardar y bajo ningún motivo se va a permitir el cambio de uso de suelo ni para cultivos ni para asentamientos humanos,  ello a pesar de los intentos de terceros que han insistido  terminar con ese recurso natural”.

Para evitar la degradación, asentó que se va a impulsar un proyecto de cuidado especial para esta temporada y en las tierras siniestradas se va a intensificar la reforestación, por lo que no se va a tolerar, por ningún motivo, el cambio de uso de suelo.

Por las características del bosque y los vientos, es muy fácil que se propague el fuego en estos sitios, por otro lado, la geografía agreste que caracteriza a la sierra de Michoacán dificultó las tareas de los brigadistas, aún así, un helicóptero estuvo trasladando al personal a diferentes puntos para detener el avance de las llamas. El reporte preliminar estima que las llamas alcanzaron un promedio de 250 hectáreas.

Finalmente, el Secretario Ricardo Luna señaló que se está integrando una bitácora sobre lo ocurrido, allí se integran de manera georeferenciada los predios dañados, los colindantes y los nombres de los propietarios de cada uno, para entregarle un reporte tanto a la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) como a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), estancias que serán las encargada de dar curso a las investigaciones pertinentes.