Violencia e inseguridad están a la vista de todos: Carlos Garfias

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En otro tema, Garfias Merlos aclaró que los ministros de culto “tenemos los mismos derechos que todos los ciudadanos, para poder expresar nuestros puntos de vista”

En otro tema, Garfias Merlos aclaró que los ministros de culto “tenemos los mismos derechos que todos los ciudadanos, para poder expresar nuestros puntos de vista”

Lo que debemos cuestionarnos como sociedad civil es “cómo podemos colaborar con las autoridades para ir logrando contrarrestar los efectos de la violencia”, pues en la medida en que las autoridades cumplan con su responsabilidad, den seguridad y organicen a la sociedad civil se podrá evitar y prevenir la inseguridad, expresó el arzobispo de Morelia

Morelia, Michoacán, 31 de agosto de 2017.- El Sr. Arzobispo de Morelia Mons. Carlos Garfias Merlos, en el Auditorio del Seminario Diocesano de Morelia, ofreció su habitual rueda de prensa a los medios locales de comunicación.

Luego de leer el Comunicado de Prensa (que se anexa al presente Boletín) que dirigió el Sr. Arzobispo con motivo del inicio de cursos 2017-2018 en el Seminario Diocesano y de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación a celebrarse el próximo 1 de septiembre, se dio paso a preguntas y respuestas de los periodistas.

Preguntado acerca de las afectaciones y contingencias por las inundaciones en el estado y si la Iglesia tiene algún plan de ayuda ante este tipo de contingencias, el Sr. Arzobispo dijo que ante este tipo de desastres, es importante estar organizados como sociedad, que quienes no han sido afectados puedan ayudar a los afectados. Ante estas situaciones que nos ponen en emergencia, es importante que tanto las instituciones de gobierno como las organizaciones e Iglesia podamos organizarnos y ser solidarios.

Como Iglesia estaremos enfocados en crear centros de ayuda para este tipo de contingencias, donde se pueda recolectar alimentos, ropa, medicina y organizarnos para hacer llegar la ayuda a los desamparados. Para ello se harán centros de acopio para hacer llegar la ayuda lo más pronto posible. En el Templo del Carmen, aquí en Morelia, donde están las oficinas de Pastoral Social, y en las oficinas de Cáritas Diocesana (Zaragoza # 230, Centro) y con los sacerdotes de las parroquias damnificadas, para, en coordinación con las instituciones, hacer llegar la ayuda.

Preguntado acerca de las declaraciones del Consejero Marcos Baños del Instituto Nacional Electoral sobre “la intervención indebida de los ministros de culto”, el Sr. Arzobispo respondió que los ministros deben respetar lo que está establecido en cuanto a sus derechos y obligaciones. Dijo que los ministros del culto tienen la responsabilidad y compromiso de hacer los señalamientos correspondientes, tanto para iluminar, orientar y guiar a la ciudadanía, como poder señalar los aspectos que puedan ser cuestionables, y aseveró: “Tenemos los mismos derechos que todos los ciudadanos, para poder expresar nuestros puntos de vista”.

Cuestionado en relación al Proceso Electoral que iniciará en los próximos días, Mons. Carlos Garfias dijo que todos deseamos que se realice en las mejores condiciones y que se pudiera conducir con la participación consciente, responsable y comprometida de todos los que aspiran a cargos públicos y con la participación y responsabilidad de toda la ciudadanía para que sea conforme a lo establecido, y que las instituciones cumplan con sus obligaciones. Dijo que en un proceso electoral se debe partir de la realidad actual de México para implementar un proceso que ayude a encontrar las personas idóneas que puedan cumplir con las responsabilidades y obligaciones de los cargos públicos. Se necesita la participación de la sociedad para que se haya mejores condiciones en las elecciones y es fundamental que haya respeto, honestidad y respuestas concretas pensando en la sociedad.

Cuestionado acerca del aumento de los hechos delictivos y violentos, dijo que la realidad de la violencia e inseguridad están a la vista de todos, que lo que debemos cuestionarnos como sociedad civil es “cómo podemos colaborar con las autoridades para ir logrando contrarrestar los efectos de la violencia”, pues en la medida en que las autoridades cumplan con su responsabilidad, den seguridad y organicen a la sociedad civil se podrá evitar y prevenir la inseguridad. Así mismo, hizo un llamado a los que cometen ese tipo de delitos a que tomen conciencia del daño que hacen, porque la víctima suele ser la gente más vulnerable.

Recalcó que, desde la Iglesia, una de las responsabilidades que se están asumiendo es la atención a las víctimas de la violencia, se trabaja en este esfuerzo para lograr una plataforma social que ayude a todas las organizaciones, instituciones y todos los que participen. Pidió hacer unidad para atender las situaciones que son consecuencia de la inseguridad. Dijo que desde las instituciones de gobierno hay esfuerzos importantes para cumplir con las responsabilidades y dar solución a los problemas de violencia e inseguridad. Ve importante que desde la policía municipal se está buscando crear la capacitación de los policías y están buscando crear un centro de atención a las víctimas de la violencia.

Cuestionado respecto a las vocaciones sacerdotales, el Señor Arzobispo hizo un llamado a las familias, a todas las organizaciones, a la sociedad y a la Iglesia, a unirse para encontrar modos de acompañamiento para que aumente el anhelo de los jóvenes de ser sacerdotes.

También, el Sr. Arzobispo declaró que ha hecho un llamado a las instituciones educativas, principalmente universidades, para generar centros juveniles por la paz o centros de jóvenes por la paz, donde a los jóvenes se les pueda dar un acompañamiento, más allá de lo académico, para conjugar encuentros de jóvenes con las autoridades civiles, los gobiernos, las instituciones, la Iglesia y la misma sociedad y hacer un compromiso de acompañamiento y  atención a los jóvenes para que no se vinculen con el crimen.

—-

Comunicado de Prensa 21-17

Morelia, Mich., a 31 de agosto de 2017

INICIO DE CURSO EN EL SEMINARIO DE MORELIA

Hoy inicia oficialmente el ciclo escolar 2017-2018 en el Seminario Diocesano de Morelia. Nuestro calendario académico y de formación lo ejecutamos de acuerdo a la misión que tiene el seminario y de acuerdo a la decisión de los jóvenes seminaristas que manifiestan que el llamado a la vocación sacerdotal está presente. En este curso escolar han ingresado 285 alumnos, distribuidos en las siguientes etapas: 110 etapa de Humanidades; 22 etapa de Nivelación; 25 en etapa Introductorio; 60 en filosofía; 48 en Teología; 8 en experiencia parroquial; 12 en etapa de 5º año de teología (ministros).

La formación de los futuros sacerdotes está encaminada a realizar una educación personal que los lleve a crecer humana, cristiana y vocacionalmente, desde el conocimiento de la realidad que se vive en nuestra Arquidiócesis y con todas las herramientas que les ayudan para responder a la vocación entendiendo que es un verdadero servicio a la comunidad, siempre, con una visión humana y de fe.

Durante el proceso de formación, es de vital relevancia la educación desde el Evangelio y para la construcción de la paz, elementos fundamentales para promover la cercanía y el acompañamiento a los fieles. El empeño es que se capaciten para colaborar en sus comunidades desde la integralidad de las dimensiones de la formación humana, espiritual, intelectual, pastoral y vocacional, trasmitiendo su experiencia de Cristo y participando en la programación concreta de formación que les ofrece el seminario.

La Arquidiócesis de Morelia quiere en este año: formar a los candidatos al sacerdocio para que en un contexto de violencia sean constructores de paz; formar a los candidatos al sacerdocio a fin de que respondan al llamado del Papa Francisco de iniciar una nueva etapa misionera en la Iglesia que esté marcada esencialmente por la alegría; formar a los candidatos al sacerdocio con capacidades y herramientas para el diálogo y la reconciliación; formar a los candidatos al sacerdocio con una fuerte espiritualidad, a fin de que sean capaces de transformar el conflicto, o cuando todo parece estar perdido, en una fuente de esperanza y de nueva ilusión de vida en Cristo. Tengo esperanza y agradezco a los 23  formadores que colaborarán en esta experiencia formativa de los futuros pastores al servicio del Reino.

Pedimos a los fieles que se unan en oración para que sigan promoviendo y acompañando las vocaciones al sacerdocio. Los invito a prepararnos para el 250 Aniversario de nuestro Seminario,  se iniciarán las actividades del Trienio 2017-2020 con un concierto en el Teatro Ocampo el 29 de septiembre del presente, ofrecido por la Orquesta Sinfónica de Michoacán.

1 de Septiembre, Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

El Papa Francisco, instituyó hace dos años la Jornada Mundial de Oración por la Creación.  La institución de esta jornada está en consonancia con el tema de su Encíclica “Laudato Sí” sobre el cuidado de la Casa Común y su preocupación por la “Crisis Ecológica”.

En el capítulo tercero de Laudato Si’, el Papa Francisco analiza las causas profundas de la actual crisis ecológica para llegar a la conclusión que son, principalmente, de raíz humana. Tanto la degradación ambiental como la degradación social hunden sus raíces en tres causas vitales: la generalización del paradigma tecnocrático, la exaltación y dependencia de la tecnología y su lógica de poder ilimitado, así como una comprensión del ser humano desde un relativismo puramente práctico (LS, 122).

A partir de esta Encíclica, como Iglesia de Morelia, tomamos conciencia de que en el cuidado del medio ambiente tenemos muchas tareas pendientes: el agua, la basura, la contaminación, la deforestación de sierra y la montaña, los permisos para construir en zonas de peligro, la sequía….  Pero también estamos seguros que todos los hombres y mujeres podemos y debemos hacernos responsables del cuidado de la Casa Común. Que para ello se requiere una respuesta integral que vincule estrechamente a la humanidad con su entorno natural. Necesitamos además un cambio cultural que nos ponga en condiciones de responder al gran desafío ambiental. Es urgente una reeducación que transforme de raíz la forma en que hasta hoy nos hemos relacionado con el medio ambiente. Para Michoacán y Guanajuato, el cuidado y la protección de la Creación serán un requisito indispensable para construir y alcanzar la paz.

En Cristo, nuestra Paz

+ Carlos Garfias Merlos