Ejército “no se esconde en redes sociales”, afirma Felipe Gurrola

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Felipe Gurrola Ramírez.

Felipe Gurrola Ramírez.

El mando para la seguridad en Michoacán ofreció una investigación a fondo, “no habrá impunidad si algún elemento del Ejército es responsable”, prometió

Morelia, Michoacán; 20 de julio de 2015.- El Ejército rechazó ser responsable del enfrentamiento en Ostula ocurrido el pasado domingo, donde perdió la vida un pequeño de doce años de edad.

Felipe Gurrola, mando especial para la Seguridad de Michoacán, advirtió además que los únicos disparos que hicieron los militares “fueron al aire”; empero, si se llegase a demostrar que el menor fallecido, murió por alguno de esos tiros, “no habrá impunidad, se aplicará todo el rigor que marca la Ley”.

En Casa de Gobierno, casi tres horas después de la hora pactada, retraso causado por “imprevistos técnicos”, los integrantes del Grupo de Coordinación de Michoacán, defendieron al Estado y a la Milicia de los señalamientos, las condenas y cuestionamientos que han sido objeto a raíz de los hechos violentos ocurridos en Aquila, donde el menor de doce años perdió la vida y tres personas más resultaron heridas, estos últimos ya fueron dados de alta.

El mando especial para la Seguridad en Michoacán, presentó a detalle un informe sobre los hechos ocurridos, evidentemente molesto, destacó que ellos, las autoridades, “estamos enfrentando de cara a los medios, no estamos valiéndonos de redes sociales, anónimas, subiendo imágenes que se desconoce su origen, que para mí no tienen credibilidad. Estamos aquí presentando evidencias de lo ocurrido”.

Insistió en que todo se detonó a partir de que un grupo de personas agredieron a los elementos del Ejército. Mostrando fotos y videos, expusieron que los inconformes habían “echado para adelante” a los niños y las mujeres, y que hombres armados, se escondían detrás de ellos; que cuando comenzó la agresión, hubo varios que se escondieron en la maleza, y que fueron los que dispararon, “no fue el Ejército”.