Eran evangelizadores católicos los 4 asesinados de Apatzingán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Mora Chávez enfatizó que los problemas de inseguridad no sólo se mantienen, sino que se han venido agravando, por lo que hizo un llamado de atención a las autoridades para actuar (FOTO: FRANCISCO ALBERTO SOTOMAYOR)

Los cuerpos corresponden a los cuatro jóvenes evangelizadores católicos secuestrados el sábado en la comunidad de La Ruana

De acuerdo con Hipólito Mora “eran gente de bien”, que pertenecían al grupo evangelizador “Arcoiris”; el fundador de los grupos de autodefensa en Michoacán responsabilizó al grupo criminal H3, que encabeza Luis Antonio Torres, “El Americano”

Morelia, Michoacán, 04 de octubre de 201.- Hipólito Mora Chávez, fundador de los grupos de autodefensa en Michoacán, confirmó que los cadáveres encontrados esta mañana en el municipio de Apatzingán corresponden a los cuatro jóvenes evangelizadores católicos secuestrados el sábado en la comunidad de La Ruana, en el municipio de Buenavista Tomatlán.

Mora Chávez señaló al cártel autodenominado como “Los H-3”, que encabeza Luis Antonio Torres “El Americano”, como el responsable del múltiple crimen que ha conmocionado a la región de Tierra Caliente de Michoacán, principalmente a La Ruana.

El ex líder de autodefensas aseguró que los cuatro jóvenes formaban parte del grupo evangelizador “Arcoíris”, de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde fueron vistos por última vez el viernes por la tarde.

Hipólito Mora dejó en claro que las víctimas “eran gente de bien, gente trabajadora”, e incluso identificó a uno de ellos como un ex autodefensa que perdió a su padre el 16 de agosto del 2014 en el ataque que sufrió La Ruana a manos de Los H-3.

“No tienes idea, estos muchachos trabajaban con sus papás, con sus familias; uno de los muertos, El Chuy, apenas acababa de darse de baja del movimiento para seguir en Arcoíris. Él perdió a su padre cuando Los H-3 nos atacaron el 16 de diciembre”, dijo.

Los cuatro cadáveres aparecieron por la mañana semidesnudos, severamente torturados, baleados y envueltos en bolsas de plástico, en una huerta de limón de la comunidad de San Juan de Los Plátanos, perteneciente al municipio de Apatzingán, colindante con Buenavista Tomatlán.

Las víctimas fueron identificadas como Willibaldo Hernández, Adán Valencia, Jesús López Urbina “La Perla López” y Jesús Ayala Aguilar “El Chuy”, este último, a quien le fue puesto un chaleco táctico a manera de burla por su pasado autodefensa. (CON INFORMACIÓN DE: PUBLIMETRO).