Fueron detenidos presuntos homicidas de sacerdote: José Martín Godoy

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
De acuerdo con Godoy Castro, hoy se cumplimentó la orden de aprehensión, y a los presuntos homicidas se les aseguró el celular del padre

De acuerdo con Godoy Castro, hoy se cumplimentó la orden de aprehensión, y a los presuntos homicidas se les aseguró el celular del padre

Según el titular de la PGJE, los dos asesinos confesos fueron ingresados al penal de Zamora; el homicidio se debió a una discusión y, por lo tanto, no se debió a un secuestro, a la delincuencia organizada, ni ataques a la iglesia, sino que derivó “de la convivencia social”

Morelia, Michoacán, 03 de octubre de 2016.- El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), José Martín Godoy Castro, aseguró que fueron detenidos dos probables responsables del homicidio del sacerdote José Alfredo López Guillén, registrado el pasado 19 de septiembre, horas después de ser secuestrado, en la comunidad de Janamuato, municipio de Puruándiro.

Al respecto, el funcionario estatal enfatizó que los hechos fueron denunciados el 21 de septiembre y que el cuerpo fue encontrado el día 24 del mismo mes.

Según José Martín Godoy, el asesinato del sacerdote no se debió a un secuestro, a la delincuencia organizada, ni ataques a la iglesia, sino que derivó, según él, “de la convivencia social”.

Según el titular de la PGJE, los dos homicidas que fueron ingresados al penal de Zamora declararon que estuvieron en la parroquia con el cura y tras una discusión lo sometieron y lo subieron en un vehículo Jetta propiedad de la víctima, éste auto fue sustraído de la casa parroquial además de una camioneta Chevrolet.

Los presuntos homicidas, argumenta el procurador: “Se apoderaron de varios objetos de valor y luego lo llevaron al predio de Las Guayabas donde lo mataron a balazos”.

Tras los hechos –continúa Godoy Castro- los sujetos siguieron su camino a Zacapu pero en Villa Jiménez en las primeras horas de la madrugada a un vehículo se le ponchó una llanta, por lo que abandonaron la camioneta.

“Siguieron en el Jetta rumbo a Quiroga, pero en Santa fe de la Laguna se salieron de la carretera y abandonaron el coche y salieron por sus propios medios para evitar ser detenidos”, comentó.

De acuerdo con José Martín Godoy, hoy se cumplimentó la orden de aprehensión, y a los presuntos homicidas se les aseguró el celular del padre.

Los detenidos fueron trasladados al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Las Piedras, municipio de Zamora y fueron puestos a disposición del juez de control, quien será el encargado de resolver su situación judicial sobre los delitos de secuestro y homicidio.