Helicóptero de la PGJE no fue derribado, revela peritaje

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Los datos técnicos indican que el accidente ocurrió cuando el piloto viró y el tren de aterrizaje del helicóptero golpeó el suelo

Los datos técnicos indican que el accidente ocurrió cuando el piloto viró y el tren de aterrizaje del helicóptero golpeó el suelo

De acuerdo con el peritaje oficial, la aeronave sufrió un accidente cuando el piloto realizó un viraje para continuar con la persecución en la que participaba; no se encontraron impactos de bala en fuselaje ni en los cuerpos de ninguno de los 5 tripulantes

Morelia, Michoacán, 11 de septiembre de 2016.- El helicóptero de la Procuraduría General de Justicia  del Estado (PGJE) de Michoacán no fue derribado por sicarios en el municipio de La Huacana, sino que sufrió un accidente cuando el piloto realizó un viraje para continuar con la persecución en la que participaba.

Un grupo de sicarios intentó secuestrar a un empresario en tierra caliente, Michoacán, lo que provocó una movilización de elementos policiacos.

Durante un enfrentamiento, habría sido asesinado un sujeto identificado como El Papas, hermano de Ignacio Rentería, alias El Cenizo, líder de Los Caballeros Templarios.

Las primeras versiones de las autoridades indicaron que el helicóptero de la procuraduría estatal habría sido derribado por los delincuentes con un fusil Barret calibre 50.

Una nota del diario El Universal asegura que obtuvieron el peritaje, en el cual aparece la firma del ingeniero en aeronáutica, Raúl Sánchez Hernández.

En el documento se asegura que no hallaron impactos de bala en el fuselaje ni en el motor del helicóptero.

Sí encontraron rastros de cartuchos que explotaron durante el incendio que consumió a la aeronave, pero corresponden a las armas de cargo de los policías que viajaban en el helicóptero.

Los datos técnicos indican que el accidente ocurrió cuando el piloto viró y el tren de aterrizaje del helicóptero golpeó el suelo.

El peritaje afirma que las necropsias indican que ninguno de los 5 tripulantes tenía heridas de proyectil de arma de fuego.