Liberan CNTE, normalistas y comuneros 93 vehículos que secuestraron

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Según cálculos oficiales, se calcula que aún hay más de 110 automotores secuestrados por miembros de la CNTE, normalistas y comuneros indígenas en la comunidad de Turicuaro

Según cálculos oficiales, se calcula que aún hay más de 110 automotores secuestrados por miembros de la CNTE, normalistas y comuneros indígenas en la comunidad de Turicuaro

Se calcula que aún hay más de 110 automotores secuestrados en la comunidad Indígena de Turicuaro; antes de entregar las unidades obligaron a los choferes de las mismas a firmar una carta responsiva en la cual afirman que los vehículos no sufrieron daño ni pérdida alguna

Nahuatzen, Michoacán, 28 de agosto de 2016.- Miembros de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), presuntos alumnos de escuelas normales de Michoacán y comuneros indígenas, liberaron 93 de los más de 200 automotores que mantenían secuestraros en Arantepacua y Carapan.

Entre los vehículos liberados se encuentran autobuses de pasajeros, camiones de carga, vehículos repartidores de diversas empresas, camiones madrina con automóviles nuevos, vehículos oficiales y dos pipas de Pemex (Petróleos Mexicanos) con material peligroso.

Los secuestradores de automotores dijeron que esa es una forma de mostrar que tienen “flexibilidad” y “voluntad” para resolver el conflicto magisterial en Michoacán, sin embargo, antes de entregar las unidades obligaron a los choferes de las mismas a firmar una carta responsiva en la cual afirman que los vehículos no sufrieron daño ni pérdida alguna.

Según cálculos oficiales, se calcula que aún hay más de 110 automotores secuestrados por miembros de la CNTE, normalistas y comuneros indígenas en la comunidad de Turicuaro.

Además, cabe hacer mención de que esos grupos opositores a la reforma educativa y la evaluación docente, quienes además exigen plazas automáticas para normalistas recién egresados, han quemado y dañado, de acuerdo con cálculos conservadores, más de 20 vehículos desde el pasado mes de mayo.