Yerros de la PGJE se deben a carencias de la institución: Especialista

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Para Gutiérrez Olivárez es una pena que ahora el joven la corresponda pagar al abogado Ignacio Mendoza la cantidad de 3 mil 200 dólares por haberlo ayudado a salir libre

Para Gutiérrez Olivárez es una pena que ahora el joven la corresponda pagar al abogado Ignacio Mendoza la cantidad de 3 mil 200 dólares por haberlo ayudado a salir libre

A la institución le hacen falta expertos en peritajes y un software para el proceso de imágenes, entre otras cosas, advierte Víctor Gutiérrez, especialista en Psicología Forense y Psicología Criminal; ello explica que en las últimas semanas se haya inculpado a un inocente como responsable del asesinato del padre de una diputada

Morelia, Michoacán, 06 de junio de 2017.- En lugar de exigir la salida del procurador de Michoacán, José Martín Godoy Castro, lo que deberían hacer es solventar y resolver las carencias que hay en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), y de esta forma evitar los yerros y desatinos tan vergonzosos que ha tenido en varias ocasiones esta área, sobre todo el último caso, en que inculparon a un joven inocente de ser el responsable del asesinato del padre de la diputada local Rosa María de la Torre.

Así lo sentenció Víctor Gutiérrez Olivárez, especialista en Psicología Forense y Psicología Criminal, quien señaló que estas cosas no pueden seguir sucediendo.

“Hacen falta elementos expertos en peritajes, porque toda la investigación relacionada con el padre de la diputada se basó en el análisis de videos, lo cual carece de fiabilidad, y la prueba está en que culparon a una persona equivocada”, expresó.

Para Víctor Gutiérrez, esto es muy grave, “pues si esto sucedió en un caso que involucra a una diputada, ¿qué podría pasar si fuera el caso de cualquiera de nosotros? O peor aún, cualquiera de nosotros pudo haber sido culpado”.

De acuerdo con el especialista, pedir la remoción de Godoy Castro no resolverá nada, pues cualquiera que llegue se encontrará con las mismas carencias de peritos que no son altamente calificados y otros que no son expertos en las áreas en donde se están necesitando.

Por otra parte, Gutiérrez Olivárez recordó que la diputada De la Torre se pronunció por regular y prevenir la portación de armas de fuego, “sin embargo, parece que desconoce que esto ya está reglamentado, y lo que se requiere es que ella promueva que se dote a la Procuraduría de mejores herramientas de trabajo para poder realizar los peritajes; esto ayudaría mucho no sólo a la PGJE, sino a todos los michoacanos”.

El entrevistado indicó que si se hubiera tenido una herramienta como el Amped FIVE, que es un software para el proceso de imágenes, especialmente diseñado para la investigación forense que permite tener una imagen muy detallada, tanto de video como fotografías y que puede aumentar su resolución hasta un 80%, para con ello tener imágenes confiables, se podrían presentar pruebas resistentes ante los tribunales, como ya lo usan muchos países y otros estados.

“Esto para evitar problemas como el ocurrido, en donde se toman como pruebas unas fotografías tomadas de un video, en el que se ve que no hay correspondencia de morfopsicología y antropológico al rostro, entre el presunto y la persona que aparece en los videos”, manifestó.

Es por ello, añadió Víctor Gutiérrez, que el 3 de junio sale libre Miguel Ángel M. H.,  porque no se reunieron los elementos para vincularlo a proceso.

Al respecto, explicó que las fallas son tres: La ineficiencia del procurador; peritos que no tienen experiencia; y, por último que no se cuenta con un instrumento para identificar por medio de videos o fotografías, así como el Aras 360°, que ayudan mucho para reconstruir algunos hechos de tránsito y de homicidios, marítimos y aeronáuticos, entre otros.

Para Gutiérrez Olivárez es una pena que ahora el joven la corresponda pagar al abogado Ignacio Mendoza la cantidad de 3 mil 200 dólares por haberlo ayudado a salir libre. En este caso, afirmó, la Procuraduría debería ser quien reparara el daño de esta cantidad porque la que cometió el error.