Alto a la ola de robos y asaltos en Morelia, exige Barragán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Juan Carlos Barragán recordó que desde el año pasado ha venido solicitando a la autoridad municipal estrategias para prevenir asaltos, pero lamentablemente a los ciudadanos no se les escucha

Juan Carlos Barragán recordó que desde el año pasado ha venido solicitando a la autoridad municipal estrategias para prevenir asaltos, pero lamentablemente a los ciudadanos no se les escucha

Las familias morelianas exigimos a las autoridades municipales, estatales y federales asumir un compromiso real de salvaguardar nuestra integridad física y patrimonial, expresó el coordinador del proyecto Mano a Mano

Morelia, Michoacán, 15 de julio de 2015.- “En Morelia urge recuperar la tranquilidad, paz, solidaridad entre vecinos y la sana convivencia”. Las familias morelianas exigimos a las autoridades municipales, estatales y federales asumir un compromiso real de salvaguardar nuestra integridad física y patrimonial, así lo expresó Juan Carlos Barragán Vélez, coordinador del proyecto Mano a Mano.

En las últimas semanas es más común escuchar a conocidos quejarse de haber sido víctima o testigo de algún delito; la ola de asaltos y robos en Morelia es un problema que hay que resolver de forma inmediata y eficaz, para evitar que continúe la descomposición del tejido social.

Para quienes integramos, y se han sumado al proyecto Mano a Mano es un llamado de atención a la autoridad municipal y estatal la ola delictiva, porque en el lapso de un mes se contabilizan casi 50 hechos delictivos en Morelia: asalto a comercios, restaurantes y bares; robos a mano armada en el boulevard García de León y el Acueducto de Morelia; el asalto al Zoológico y a un preescolar ubicado en la calzada Juárez; y otros más que no aparecen en la prensa y/o que no se denuncian.

Juan Carlos Barragán recordó que desde el año pasado ha venido solicitando a la autoridad municipal estrategias para prevenir asaltos, pero lamentablemente a los ciudadanos no se les escucha.